PINK MONKEY

DE LOS CREADORES DE ASIANA: LUCES Y SOMBRAS

Calle Monte Esquinza, 15. Telf: 913105272 Web: http://restaurantepinkmonkey.com/
CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

pink6 pink5 pink3 PINK2 pink1 pink4 thumb_IMG_0068_1024 thumb_IMG_0069_1024 thumb_IMG_0070_1024 thumb_IMG_0071_1024

pink7

En septiembre de 2015 me ocurrió algo absolutamente insólito que, además, asumía nunca me iba a pasar pues creía muy poco o nada en el amor verdadero: conocer a alguien que me gustase tantísimo como para enamorarme completamente y desear tenerla ya siempre junto a mí.

Cristina vive por Colón y, al principio, muchas de nuestras quedadas improvisadas eran por su barrio. Un día vimos que habían abierto un sitio nuevo bastante chulo que además contaba con una agradable terraza y que servían piscos, una de nuestras perdiciones, así que empezamos a frecuentarlo bastante.

Ese sitio era Pink Monkey. Al principio estaba prácticamente vacío pero, de repente, de una semana para otra, empezó a llenarse más y más por lo que nuestro plan improvisado de terminar ahí se acabó ya que casi siempre estaba lleno de reservas.

Pese a tantas visitas, realmente para cenar solo hemos ido dos veces y ambas antes de que se llenara tanto.

Pink Monkey pertenece al que era el dueño de Asiana, ese maravilloso restaurante metido en un anticuario donde te clavaban buenos puñales pero a cambio cenabas posiblemente en el restaurante más original-romántico de Madrid. Asiana ofrecía una comida que en su momento imitaba bastante a la de DiverXo, hecho este que molestó al triestrellado madrileño.

A mi Asiana me gustaba hasta que dejé de ir cuando dos veces seguidas me anularon la mesa 15 minutos antes de la hora reservada alegando inundaciones. A lo poco cerró, manteniendo abierto la versión barata que se llama Next Door y al que nunca fui.

Aprovechando el tirón que en su momento tuvo Asiana, Pink Monkey añade a su nombre un “by Asiana”.

La cocina que ofrecen es del sudeste asiático con toques mexicanos y peruanos, y al frente de los fogones está Jaime Renedo, el ex de Natalia Berbeke con la que acabó como el Rosario de la Aurora pocos días antes de su boda. Duro golpe.

El local es chulo y se ha puesto de moda, hecho al que, como siempre ocurre, ayuda el salir en varias revistas. La decoración se define así: La estética del local lleva la firma de la arquitecta Marta Banús (El columpio, Le Cocó, La Tasquería de Javi Estévez) y responde a una decoración que, como el restaurante, juega entre lo gamberro y lo chic, con abundantes contrastes de colores, maderas blancas, metal y neones. ¡Cómo gusta ahora definir los sitios como gamberros o callejeros!

Cuenta con una pequeña terraza con 3 mesas donde si no hace mucho frío se está a gusto gracias a los calefactores.

Las sillas de la barra son incómodas así que mejor elige mesa. También hay una mesa alta más cómoda.

Ambiente joven y bastante pijillo. Buena opción para cenas de amigos y también para plan de chicas. Algunos lo califican de sitio cool.

Aquí he probado:

Ceviche de pez limón con jalapeños y pomelo (15,40€). Avisan que pica pero me cago en la puta, pica demasiado y eso que me gusta el picante. De hecho les sugerimos que metieran en carta una versión más suave ya que si no fuera por tanto picante, estaba bueno.

Kebab indonesio de cordero (8,85€). Bueno.

Nem tom vietnamita de cerdo y gambas (9,90€ / 2 unidades). Típico rollito que envuelves en lechuga y mojas. Bueno.

Tiradito de lubina (13,20€). Sin más.

Fideuá de carabineros y chipirones (23,50€ / 2 personas). Simplemente correcto.

Dumpling de carabinero (15,50€). Sin más.

Curry verde carrillera (15,50€). Flojo. Carne dura.

Bao de panceta (9€ / 2 piezas). Flojo. Duro.

De postre, sin más el helado con la típica pimienta de Sichuan (6€).

Para beber, piscos a 8€.

El importe de la cuenta dependerá de si le das o no a los piscos por lo que, sin bebida, el ticket medio rondará los 25€ por barba.

Como veis, hay luces y sombras en los platos. Por eso una de mis cenas fue de 6,5 Lunas y la otra de 4 Lunas.

Para este tipo de comida, prefiero mucho antes, por ejemplo, un Nakeima, StreetXo o Chuka pero pese a eso veo que a la gente le gusta y lo llena así que hay que reconocerles el mérito.

Yo lo voy a dejar en 6 Lunas por el conjunto comida-ambiente-decoración-casa de mi novia al lado.

Yo pagué: 40€ | Precio medio: 30€

Fecha de la visita: Enero 2016