Madrid

MADAME SUSHITA

Sushita es de las cadenas de japoneses, de moda, más exitosa en Madrid, con previsión de seguir creciendo, abriendo más restaurantes en zonas estratégicas de la capital (próximamente en pleno Velázquez, enfrente de Lateral).

Su fórmula es montar restaurantes muy “monos”, muy del gusto femenino, ubicados en cada uno de los mejores barrios de Madrid, y dar sushi de media-baja calidad, a precios moderados y con un buen ambiente joven de 40 para abajo.

No hay duda de que el sushi es una de las comidas que más gusta a los madrileños, pero lo que pasa es que el buen sushi cuesta dinero (véase Umiko (10 Lunas), Kappo (9.5 Lunas), Kabuki W (10 Lunas), 99 Sushi Bar (9.5 Lunas) o Miyama).

Por eso, para contrarrestar la calidad de su sushi, Sushita decide realizar la inversión fuerte en sus locales, pagando altos alquileres en los mejores barrios de Madrid y echar el resto en decorar cada local lo más chulo posible, y pasa de contratar a un buen sushiman.

Y como es innegable que, aun contando con el mismo buen paladar y criterio, las chicas suelen preferir los locales monos, mientras que los tíos somos más de tabernas o asadores, Sushita consigue que, para muchas, sea un gran plan el ir a cenar a sus restaurantes, bien como cena de amigas, bien para plan de cita con sus parejas.

Nadie puede rebatir que, si ponemos la misma calidad de Sushita en un japonés de decoración austera y ubicado en calles que no tengan el nivel de Paseo de la Habana, Alberto Aguilera, Miguel Ángel o Velázquez, nadie de los que van a Sushita iría.

Por tanto, basado en una muy buena idea de negocio, los socios de Sushita, entre los que se encuentra el aristócrata Luis Sartorius y su mujer, han montado esta cadena de japoneses cuyo éxito está siendo rotundo.

Yo, por ahora, he probado el de Miguel Angel (Sushita Café) y el de Paseo de la Habana (Madame Sushita).

Sobre el primero podéis leer mi crítica en este link https://dimeunrestaurante.com/restaurantes/sushita-cafe, resumiéndoos que me pareció un local espectacular con una calidad muy baja.

Y sobre el segundo, objeto de esta crítica, debo reconocer que, manteniendo siempre esa línea de calidad de japonés de 2ª división, me gustó más que el primero.

El éxito de Madame Sushita radica indudablemente en tres factores.

El primero, y más importante, es su espectacular decoración a modo de librería antigua. Ahí debo reconocer que lo han clavado, creando uno de los restaurantes más “monos” y “cool” de Madrid.

El segundo factor es contar con terraza cubierta que abre todo el año, atrayendo así a los clientes fumadores.

Y el tercer factor es su excelente ubicación en una de las zonas más nobles de Madrid, pleno Paseo de la Habana.

A eso súmale salir en Telva, Vogue o Vanity Fair, y que, además, varias instagramers suban fotos comiendo en Madame Sushita, y ya tienes a cientos de chicas queriendo ir.

Mi visita fue una noche entre semana y estaba hasta arriba, habiendo incluso mucha gente esperando en la barra para ser sentados. Por tanto, es fundamental reservar con cierta antelación, sobre todo ya si quieres ir en fin de semana.

Muy buen ambiente y gente guapa.

Y en cuanto a la comida, ni esto es un Umiko ni lo pretende ser.

Su calidad es muy básica, pero suficiente para quien no ha probado nunca los nigiris de Mario Payán en Kappo o la trilogía de Ricardo Sanz en Kabuki, o para quien, habiéndolo probado, al menos no salga muy a disgusto de aquí.

Tiran de mucho de makis, tartares y otros platos de nombre atractivo pero resultado flojete.

Me pareció que cumple la Tempura de gamba roja con chili dulce (13,90€), el Nigiri de hamburguesita de wagyu (7€) o la Coca de dados de atún con mahonesa de wasabi (9,90€).

Y totalmente sin más el Nigiri de huevo con jamón y patata (5€), los Nigiris de trilogía del atún (15€), y el Tiradito de doradas con láminas de trufa artificial (14,50€).

Con botella de vino (16,50€), salimos a 84€ entre dos. Por eso, compartiendo todo, el precio medio aquí serán 30€ sin vino o 40€ con.

Desde un punto de vista exclusivamente gastronómico, no repetiría aquí jamás, pero por su terraza, lo bonito del sitio y el buen ambiente, no me quejaría si alguien me propusiese ir de nuevo aquí.

La calidad de la comida no pasa de 6 Lunas pero el local se merece 10 Lunas, cumpliendo, además, a la perfección su finalidad de sitio mono y de moda perfecto para plan de chicas, por lo que lo dejamos en 7.5 Lunas, ya que, además, abre todos los días, domingos incluidos.

Dirección: Paseo de la Habana, 15. Telf: 918315541

Web: www.sushita.com

Yo pagué: 40€ | Precio medio: 35€

Fecha de la visita: ENERO 2018

Entradas Relacionadas

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Aceptar