Madrid

CAÑADÍO MADRID

Creo que es algo ya sabido que el único grupo de restaurantes, ahora y en Madrid, que es capaz de ofrecer la mejor relación precio-placer-buen ambiente-trato magnífico, es el de Paco Quirós con: La Maruca (9 Lunas), La Primera (9.5 Lunas), La Bien Aparecida (9.5 Lunas) y Cañadío.

Por eso, en cuanto a Lunas se refiere, todos ellos están en la nota de sobresaliente, incluso alguno pudiendo rozar la Matrícula,

El hermano mayor del grupo es Cañadío, siendo el primero que se abrió en Madrid, allá por 2011.

Cañadío es el único que sigue el concepto de su gemelo en Santander: una zona de pinchos en la entrada, con el comedor al fondo y en la planta de arriba.

Os reconozco que la zona de pinchos solo la probé una vez y, aunque me gustó mucho el plan de pinchos, no repito en esta zona porque, ya sea entre semana o en fin de semana, siempre está hasta arriba de gente. Por eso, o vas muy pronto, o te toca darte de codazos para pedirte el pincho, algo que no es mi plan ideal.

Esta zona cuenta con varias mesas altas, perfectas para una primera cita donde picotear un poco y beberse unos vinos.

Al fondo se encuentra el primer comedor, que está pegado a la cocina. Y en la planta de arriba está la otra sala, que es donde yo siempre he comido, por ser mi preferida. Mis mesas favoritas son, en esta planta de arriba, las del sofá del fondo, junto a la ventana.

En 2017 hicieron una pequeña reforma para modernizar la sala un poco. La verdad es que ha quedado muy bien, ya que antes podía ser algo rancia. No obstante, hay que reconocer que, de sus hermanos, Cañadio es el hermano menos guapo, aunque muy resultón.

La comida aquí sigue la misma línea que sus hermanos, siendo la excepción La Bien Aparecida, que tiene una cocina más de autor, gracias a la mano del Dios José Manuel.

Por eso, aquí podrás disfrutar de recetas “sencillas”, deliciosas y perfectamente ejecutadas. No encontrarás tonterías ni ninguna mezcla rara. Todo va a saber a lo que debe saber y, además, va a estar muy rico.

En mi última cena, entre 3, pedimos:

Aperitivo de gazpacho de aceituna. Muy bueno.

Buñuelos de bacalao. Imprescindibles.

Rabas de Santander. Para mí, las mejores rabas de Madrid. Este plato, además, lo tienen en todos los del grupo, por lo que siempre lo pido como aperitivo. Por cierto, yo las rabas las como con las manos.

Otro imprescindible son las Croquetas de chorizo, que están a un nivel Dios.

Pastel de perdiz con salmorejo. Muy rico.

Puerro a la brasa. Rico.

Alcachofa con cococha, patata y salsa verde. Brutal.

Cachón en su tinta. Otro plato espectacular.

Asado de ternera. Muy bueno.

Tajada de merluza a la media sal. Rico.

Y para acabar, un postre que ya forma parte de la historia de la gastronomía en España: Tarta de queso nivel Máximo Dios.

Tomar 11 platos y que todos ellos estén de notable alto para arriba, es casi imposible hoy en Madrid. Y más, si pagas 60-70€ por ello.

Otros platos que me encantan son las Albóndigas de bonito y calamar; Hamburguesa de bonito; Callos; Huevo homenaje.

Eso sí, a Cañadío le veo un pequeño fallo y es que, si sois solo dos, debido a que algunas raciones suelen ser bastante grandes, será más difícil probar muchos platos y, además, la cuenta puede resultar algo más alta. No obstante, aunque en carta no aparezca la opción de medias raciones, no perdéis nada por preguntar si, de algún plato concreto, os pueden poner solo media.

Por eso, para probar muchos platos y que el precio no suba, lo perfecto es ser 3-4 y compartir todo. Si esa es vuestra idea, decidlo cuando os tomen nota y Nicolás, el excelente jefe de cocina, os hará seguro una especie de menú a medida. Obviamente, tened en cuenta que aquí no hay menú degustación propiamente dicho, como sí ocurre en La Bien Aparecida, por lo que todo dependerá de que toda la mesa esté de acuerdo en probar y compartir los mismos platos. Si empezamos con que a uno no le gusta esto o lo otro, olvidaos.

Para beber, carta de vinos sin complicaciones a precios comedidos para lo que se gasta en Madrid.

Como si todo lo anterior no fuera suficiente, Cañadío cuenta con dos factores extra que le hacen subir de 8.5 a 9 Lunas: tiene terraza y abre TODOS los días, para comidas y cenas. Por eso, para los muchos que me preguntáis dónde comer o cenar bien en Madrid un domingo, aquí tenéis una de las mejores opciones.

 

Dirección: Calle Conde Peñalver 86. Telf. 912819192

Web: www.restaurantecanadio.com

Yo pagué: 60€ | Precio medio: 50€

Fecha de la visita: ENERO 2018

Entradas Relacionadas

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Aceptar