HORTENSIO

UNO DE LOS GRANDES DE MADRID

Marqués del Riscal, 5. Telf: 910023554  
CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Tras unas muy buenas sensaciones en mi primera visita con ocasión de una comida de trabajo, quise volver a confirmar su nivel por lo que allá que me llevé a mis padres, mi novia y su madre.

El restaurante es muy pequeño por lo que para fin de semana reserva con al menos 2 semanas.

Las paredes de piedra y la suave luz lo hacen muy acogedor. Al fondo está la cocina abierta; os aconsejo reservar la mesa que hay ahí.

Ambiente elegante y tranquilo.

Muy buen servicio.

Si a todo esto le sumamos una excelente cocina, Hortensio se convierte sin duda en un grande de Madrid donde repetir muchas veces.

Al frente de los fogones está un colombiano, Mario, que aplica a su cocina su paso por Francia y por El Celler Can Roca.

Carta breve de esas que apetece probarlo todo.

Se basa principalmente en el producto por lo que suele variar.

Como entrante me encantó el Foie fresco con tomate (25€). Bueno el Puerro con almejas y jugo de Riesling (22€) y el Pulpo con patata y trufa (27€), siendo dos platos que no se merecen más calificación que 7 Lunas, frente a las 9 de prácticamente todo el resto de la cena.

Un gran plato es el bogavante en dos tiempos (55€) que se sirve primero en un riquísimo arroz al que, según mi suegra alicantina experta en arroces, le faltaba unos minutos más de cocción, y continua con el bogavante ya partido.

Exquisito el Colvert –pato- en dos servicios, sobre todo la primera parte que consiste en una soberbia pastela, siendo la segunda parte un tartar.

Delicioso el Rodaballo con pochas (31€) que se acompaña de su espina crujiente para no dejar el plato limpio. Y al mismo nivel el Chipirón (21€). Si quieres algo ligero, el Usuzukuri de lubina (21€) al estilo ceviche está bueno.

Muy bueno también el Pichón (35€) y el Gamo (25€).

Si ese día lo tienen, pedid su salmonete del que hablan maravillas aunque yo aún no he probado.

Próximamente van a tener en carta una Pularda que promete.

Y dejad hueco para los postres, sobre todo su suflé de turrón (12€) que está acojonante. Ricas la Brioche y el Coulant de chocolate (12€).

Carta de vinos corta así que tiramos con un Ribera Hacienda Monasterio (45€) y un Riesling Juffer-Son (29€).

Entre seis, la comida salió a 518€, es decir, 86€ por barba, precios ya de restaurante de nivel.

Por igual o menos precio puedes comer igual o mejor en Lakasa, Sacha, Buena Vida o Verdejo pero aquí ganas en tranquilidad, intimidad, elegancia, sutileza y presentación. La verdad es que todos ellos me encantan.

Repetiré seguro y que a nadie le sorpresa si un día le dan una estrella.

Yo pagué: 86€ | Precio medio: 70€

Fecha de la visita: Marzo 2016