BIBO MARBELLA

EL EXCELENTE RESTAURANTE INFORMAL DE DANI GARCÍA

Hotel Puente Romano Tlf: 951607011 Web: http://www.grupodanigarcia.com/restaurante-bibo/
CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Se encuentra dentro de uno de los hoteles más lujosos de Marbella: Puente Romano. Al frente de su cocina está el mediático Dani García, considerado uno de los mejores chefs de Andalucía y que a muchos os sonará por su hamburguesa para McDonald’s llamada Bibo, una hamburguesa muy normalita.

En el mismo Puente Romano, encima de Bibo, está el restaurante “Dani García”, con 2 estrellas michelín que, junto a Aponiente -del chef Ángel León en el Puerto de Santa María- son los únicos biestrellados de Andalucía.

Anteriormente el restaurante de Dani García se llamaba Calima y estaba en el hotel Don Pepe. Lo visité una vez y me dejó totalmente indiferente para ser un 2 estrellas. Fue típico donde no te apetece volver a gastar 250€. No obstante, parece que en su nueva ubicación la cosa ha mejorado así que habrá que visitarlo.

Bibo es por tanto el restaurante informal y menos caro de Dani García. Mientras una cena en Dani García te saldrá por 250€, Bibo se mueve alrededor de los 45€. Semejante diferencia de precio no se justifica en la calidad de la comida -y es que en Bibo se come muy bien, con platos que podrían servirse perfectamente en Dani García- sino que la diferencia viene sobre todo en el paripé, servicio y exclusividad que ofrece Dani García frente a Bibo. Hasta en Bibo puedes pedir la carta de vinos de Dani García.

En esta vida del Señor hay que probar de todo, pero muchas veces se disfruta más en sitios sencillos de la calidad de Bibo que en otros sitios con estrella excesivamente formales y teatrales, sobre todo si estos cuestan cinco veces más.

El local de Bibo es bastante chulo pero sobre todo mola su terraza que da a un bonito patio rodeado de árboles y que luce mucho más de noche que de día. No tiene vistas al mar pese a que el hotel esté a pie de playa.

Como antes decía, la cocina que aquí se sirve es informal pero de calidad y a precios bastante moderados. La carta es amplísima y encuentras desde pizzas a hamburguesas o ceviches y dim sum. Es típica carta que dan ganas de probarla entera.

Suele llenarse, así que sobre todo entre mayo-septiembre reserva con varias semanas de antelación.

Nosotros éramos 4 y pedimos todo para compartir:

Brioche de rabo de toro (5,5€). Acojonante. Bocado para el recuerdo. Pedid uno por barba, está tan bueno que no debe compartirse.

Brioche cojonudo (4,3€). Es un mollete relleno de chorizo, cebolla, chiplote y huevo de codorniz. Brutal.

Bun con pato pekinés (5€). Bueno pero no tanto como los anteriores; resulta algo seco.

Dumpling de ternera y foie (14€ /5). Correcto.

Tortilla de camarones (12€). Muy rica.

Tiradito de lubina (14€). Muy rico.

Croquetas de pringá (8€/6). Bien.

Tartar de atún (16€). Se acompaña de espárragos y alga nori. Muy bueno.

Pizza de setas con huevo (14€). Me pareció algo insípida.

Postres cojonudos como la Luna Llena (12€) a base de chocolate blanco, vainilla y mandarina; y la tarta de milhojas (12€).

Para beber, carta de vinos con precios muy altos, algo que me toca los cojones. Champú Jacquesson 736 a 90€ y un Montesa crianza a 34€.

Sirven muy buenos y originales cocktails a 14€ como el Mai Tai o el Whisky Sour. Lo de los cocktails se está poniendo muy de moda entre los grandes chefs (ver Streetxo) y aunque están muy ricos, es una buena forma de sacarnos el dinero y es que sus precios, comparado con su coste, es desorbitado.

Entre los 4, pagamos 306€, es decir, 76€ por barba. Parece mucho pero es que 150€ fueron alcohol. El precio medio serán 45€. Muy buena RCP.

Tras la cena tenéis que ir a la discoteca que hay justo enfrente: Suite. No cabe más pibón junto por metro cuadrado aunque el 98% son escorts (mujeres de compañía, por si hay alguien de Burgos).

Bibo, un sitio de visita obligada y donde repetir muchas veces. Perfecto para ir tanto en pareja como con amigos.

Yo pagué: 76€ | Precio medio: 45€

Fecha de la visita: Junio 2015