Madrid

TRICICLO

Fue una de las mejores aperturas de 2013 y hoy, dos años después, se ha asentado como uno de los grandes restaurantes de Madrid lo que se demuestra con sus llenos casi diarios y que para conseguir mesa en fin de semana se necesite varias semanas de antelación.

El local está decorado con típicas muebles y mesas de madera decapada rollo vintage que tan de moda está (o estaba). Pese a que las paredes blancas y la forma del local le dan un aspecto algo frío, en general, y gracias al mobiliario, es un sitio “mono”.

A la entrada cuenta con una barra y varias mesas altas que son perfectas para una cena informal o para una primera cita. Al fondo hay una mesa corrida donde o se reserva entera o toca compartir con gente. Y luego está el salón principal que es el restaurante propiamente dicho. Cuenta con muchas mesas de dos y al fondo un par de mesas redondas para 5-6 personas. Ahí también hay una mesa alta para compartir entre 5-6 perfecta para una cena de amigos.

La carta se divide en tres partes: mercado –recetas sencillas-, paseo –recetas más elaboradas- y viaje –recetas más sofisticadas con toques fusión-.

Lo mejor de la carta es que de casi todo puedes pedir 1/3, media o entera ración. Esto es perfecto si vas con tu chorba y quieres probar varios platos.

En esta ocasión éramos 6 y para no andar con el lío de decidir qué elegir le pedimos a Javier, dueño y cocinero, que directamente nos pusiera lo que le saliera de los huevos pero que fuera lo mejor.

Yo soy muy partidario de probar un poco de muchos platos antes que llenarme con unos pocos.

El tío cumplió a la perfección haciéndonos un menú riquísimo donde pudimos probar prácticamente toda la cocina de Triciclo.

Me encantaron: Gazpacho Thai (18-9-6€), Mejillón de roca ras al hanout (16-8-5,50€), Pochas frescas de Navarra con pil-pil de algas y hongos (20-11-7€), Boletus con trufa y panceta (20€), Ceviche, Ensalada de Tomate de El Padre (11€), Tartar de atún rojo picante (24-13-8,50€), Calamar con garbanzos (20€), Rabo de vaca va dou van (26-14€), Mollejas, y Cochinillo (14€).

Muy buenas las Gambas con shisho y mango (14-7,50-3.75€), y las manitas (9€).

Buenos los rollitos vietnamitas (30€).

De postre, resulta refrescante las Frutas con mojito (7€), y está rica la Tarta de queso azul (5,50€).

Carta de vinos corta pero interesante a precios moderados. Le dimos al champú Chartogne-Taillet (40€) y a un Rioja Viñas de Gaín (33€).

Entre 6, hinchándonos a dolor, salimos a 445€, es decir, 74€. Este sería un precio tope por lo que lo normal es pagar alrededor de 40€.

Un sitio para repetir y que sirve tanto para ir de picoteo en una primera cita a las mesas altas, como para una cena de amigos, como para ir con padres como para ir con quien te salga de los cojones.

Dirección: Calle Santa María, nº 28Tlf: 910244798Web: http://www.eltriciclo.es/

Web:

Yo pagué: 75€ | Precio medio: 30-60€

Fecha de la visita: Septiembre 2015

Entradas Relacionadas