Madrid

EL SEÑOR MARTÍN

Dentro de esta fiebre de aperturas que estamos viviendo en Madrid, se agradece, y mucho, que lleguen sitios nuevos con una oferta diferente a la fusión asiática, hamburguesas, aceites de trufas y demás cocina de postureo.

 

Y si encima, los platos que sirven están buenísimos, todos los madrileños podemos estar de enhorabuena.

 

Así aterriza El Señor Martín, un restaurante de pescados y brasas, que, en mi primera visita, ya me ha parecido un sitio que deberías conocer.

 

El restaurante se encuentra justo detrás de nuestra querida Audiencia Nacional, garante de la justicia española y por donde hemos visto desfilar a bastantes políticos.

 

El local ocupa una esquinaza entre General Castaños y Orellana.

 

Con grandes ventanales al exterior, el restaurante tiene tres zonas.

 

Nada más entrar, está la barra, para estar de pie, y donde puedes picotear mientras observas todo el pescado y marisco que ofrecen ese día, con la cocina al fondo. Ahí, justo al lado de la bodega, hay un par de mesas altas, para un picoteo sentado.

 

En esta planta, hay varias mesas informales donde puedes optar por el picoteo de barra o por la carta de restaurante.

 

Y abajo, entre paredes de piedra, está el restaurante propiamente dicho, que se compone de dos salas más un interesante reservado.

 

Pese a que la parte baja es mucho más formal, me quedo con las mesas de arriba.

 

Aunque hay dos cartas, la de picoteo y la de restaurante, siempre puedes preguntar la posibilidad de utilizar una u otra.

 

En estos primeros días de vida, El Señor Martín mezcla un ambiente que se mueve entre sitio de moda y gente de buen comer. Maravillosa combinación.

Respecto a la cocina, aquí solo trabajan pescados y mariscos, si bien tienen algo de carne por si eres alérgico o un rarito.

 

Casi toda la carta varía cada día en función del mejor producto que encuentren. Por tanto, es importante saber que lo que un día comas, es posible que no aparezca en carta 5 días después.

 

Aquí respetan la temporada de cada producto y la calidad del mismo, por lo que si alguna pieza del mercado no les convence, no la compran.

 

Aunque, como ocurre en casi todos los sitios, lo ideal es ser 3-4 para poder compartir todo y probar más platos, en absoluto es mala opción para ir en pareja. Al ser pescado y marisco, en general, es posible individualizar las raciones y, además, no es una comida que llene y resulte pesada.

 

Si buscas fusiones, porque a ti un pescado te gusta bien bañado en soja, El Señor Martín no es tu sitio.

 

En mi cena, entre cuatro, probamos:

 

Ensaladilla marinera con langostino y mahonesa de caviar de centollo. Buenísima.

 

Borriquete aliñado. Muy rico.

 

Bonito con ensalada de tomate. Rico.

 

Anchoas en una tosta de pan y salmorejo. DIOS.

 

Zamburiñas (de las de verdad, no volandeiras) a la brasa; Almejas al natural; Navajas. Excelente producto. Muy rico.

 

Quisquillas de Motril a la bilbaína. DIOS.

 

Langostino vapor y brasa. Espectacular. No es fácil tomar en Madrid un buen langostino, pero cuando lo encuentras, es brutal.

 

Boquerón frito. DIOS, y Boquerón brasa que está bueno pero queda eclipsado por el primero.

 

Croquetas de merluza. Bien pero no es lo mejor de la casa. Puedes prescindir de ellas.

 

Y otra de las grandes especialidades del restaurante son los pescados de piezas enteras a la brasa. Si encima pides que te lo abran y sirvan en la mesa, perfecto. Nosotros tomamos un San Pedro espectacular.

 

Postres bastante buenos como el Flan con un delicioso helado de nata o la Tarta limón.

 

Y respecto a los vinos, carta interesante, bien de precio, y con bastante chucherías. Me gustó mucho, por diferente, el Rioja Macerado de uva viura.

 

Al final, con invitación al San Pedro que habrían sido 40€ en total, y con invitación a una parte del bebercio, salimos a 280€ que, entre cuatro, son 70€. Magnífico precio para la calidad de lo comido, y más teniendo en cuenta cómo se han disparado los precios en Madrid, donde vivimos una cara locura disparatada.

 

Aunque sea obvio, debo recordar que el buen pescado y marisco cuesta dinero, por lo que no pretendas ir al Señor Martín a pegarte un festín y protestar si pagas 100€, o quejarte si por la mejor anchoa pagas casi 7€ por unidad. En cualquier caso, aquí puedes pagar desde 40€ a 120€.

 

Por cierto, los domingos al mediodía sacan de tapa un arroz marinero que buenos amigos me han dicho es espectacular.

 

Cierra domingos noche y lunes.

 

Al final, lo sencillo bien hecho, va a ser la nueva moda. Promete ser uno de los éxitos del año.

Dirección: Calle del Gral. Castaños, 13. Telf: 917957170

Web: www.srmartin.es

Yo pagué: 70€ | Precio medio: 70€

Fecha de la visita: JULIO 2018

Entradas Relacionadas

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Aceptar