Madrid

ANNUA

Junto a Cenador de Amós (9.5 Lunas), este restaurante situado en San Vicente de la Barquera tiene 2 estrellas Michelin.

Era mi segunda visita y la primera, no sé si por el factor sorpresa o por qué, me gustó más.

Cuando salgo de un restaurante con estrella, lo normal es que me ocurra una de estas tres cosas: 1. Salir con una sonrisa de oreja a oreja y pensando “aquí repito fijo”. 2. Salir con cierta indiferencia. 3. Salir de mala hostia.

Pues bien, de Annua salí en el modo 2. De hecho, escribo esta crítica un mes después de mi comida y al repasar las fotos de los platos no me entran ganas de volver mañana mismo como sí me ha pasado al escribir del Cenador de Amós.

Por eso os puedo decir que si bien merece mucho la pena hacerse el viaje desde Santander hasta el Cenador (25 minutos), el viaje hasta San Vicente (1 hora) es para pensárselo.

Para este restaurante no tenía ningún acompañante aburrido que no bebiera así que me tocó conducir. El hecho de saber que no puedes beber mucho porque luego debes coger el coche ya condiciona bastante la comida y no estoy al 100% a gusto.

Lo mejor de Annua es su ubicación y vistas ya que se encuentra –literalmente- sobre el mar por lo que desde la sala acristalada puedes comer viendo toda la playa. Precioso.

Cuenta además a la entrada con una amplia terraza donde sirven comidas de carta ya más sencilla y barata en lo que se llama Nácar. También tiene zona para tomar una copa o un café y echar unos cigarros.

Por lo bonito del sitio, mi consejo es que si vais a comer lleguéis pronto, sobre las 13:30, y antes de entrar al comedor os pimpléis una botella de champú y unas ostras -en el restaurante crían sus propias ostras- a modo de aperitivo en los sofás de la terraza disfrutando del paisaje.

Ya en la sala, lo mejor es pedir una mesa pegada a los grandes ventanales para comer disfrutando del paisaje. Si hace buen tiempo, abren las ventanas (lo cual no implica que puedas fumar).

Nosotros fuimos un mediodía de un día gris, típico en Cantabria, y prefiero eso a que haga solazo y día de playa.

Hay dos menús, a 80 y 90€. Pide el segundo.

Al chef, Oscar Calleja, le gusta mucho hacer guiños a la cocina mexicana con toques de Asia. El resultado a veces es sobresaliente y otras te deja un poco indiferente.

Aunque puedan parecer muchos platos, el menú me resultó algo corto.

En general los platos se mueven en el notable con algún sobresaliente y con varios bien.

El menú empieza con varios bocados: ricos los chicharrones de bacalao, el bocarte sensei y el nigiri de carabinero. Más flojo el bocado de manzana, anís y parmesano.

Sigue con la tosta de guajillo, calamar y foie marino. Sin más.

Muy rico un clásico de la casa: desierto de foie que lleva almendras y armagnac.

Rica la ostra con quinoa.

Bien el taco de frijol refrito, crema de maíz, guacamole, tiras de totopo y langostino, el centollo, tocino y kinilaw caliente y la crema tarasca, gambas y aguacate.

Muy rico el bonito en salso dashi y la sardina ahumada, caldo de cocido lebaniego y ñoquis de quesuco.

Bueno el chicharro al sarmiento con coles estofadas.

Acojonante la cigala con morros tudancos.

Postres sin más como la yuca con cajeta o el ravioli de maracuyá.

Carta de vinos corta. Optamos por un chablis Sain Aubim a 42€ y un Riesling Prüm Essence a 22€, aparte del champú de aperitivo Pierre Gimonet a 43€.

Tras la comida, lo mejor es volver a la terraza y tomar ahí el café y los petit fours y si se tercia darle a las copas.

Precio final para 4: 480€, es decir, 120€ por barba.

En resumen, que aunque se coma bien, para sitios con estrella en Cantabria, prefiero claramente antes repetir en La Solana (9.5 Lunas) o Cenador de Amós (9.5 Lunas).

Dirección: Paseo de la Barquera. San Vicente de la BarqueraTlf: 942715050Web: http://www.annuagastro.com/

Web:

Yo pagué: 120€ | Precio medio: 110€

Fecha de la visita: Agosto 2015

Entradas Relacionadas