Cantabria

LA BOMBI

PENDIENTE ACTUALIZAR TRAS CENA EN AGOSTO 2018 DONDE HA SUBIDO A 9 LUNAS. MIENTRAS, PODÉIS VER DICHA CENA EN MI INSTAGRAM

 

La Bombi es todo un clásico de Santander y junto al Puerto (8 Lunas) y la Posada del Mar (7 Lunas), se disputa el puesto al mejor restaurante de pescados.

La Bombi ha sabido mantener una regularidad de ofrecer siempre buena calidad de pescado y marisco y no vender nunca gato por liebre como a veces ocurre en el Puerto.

De precio, suele andar por los 50-60 € frente a los 80 € del Puerto.

No obstante, hay que reconocer que si tu objetivo es meterte un homenaje a marisco, debes ir a jugártela antes al Puerto que a la Bombi. Puede que te la metan por el culo haciéndote pagar 160 € por un marisco que no lo vale, pero si pillas al Puerto en un buen día, es invencible.

A diferencia del Puerto, el ambiente de la Bombi es mucho más joven y ruidoso. Un grupo de jóvenes cántabros jamás organizaría una cena de amigos en el Puerto, cosa que sí se hace con frecuencia en la Bombi. Eso no significa que la Bombi sea el  100 Montaditos sino que pese a ser un sitio elegante, no es tan rancio, casposo y carca como puede resultar el Puerto. Además La Bombi trabaja bastante las carnes.

La Bombi ocupa todo un edificio con varias plantas. En la planta de arriba, que se caracteriza por un comedor con una fuerte luz blanca que debería estar prohibida, hay una terraza donde poder salir a fumar entre los platos. Aquí le gana la Posada del Mar que sí tiene terraza para cenar.

Para estar más tranquilo, mejor pide mesa en la planta baja, en la sala que hay entrando a la izquierda.

En mis innumerables visitas he probado:

Salpicón de marisco (21 €). Muy rico y generoso de marisco, no como el del Puerto que es un timo.

Almejas a la sartén (23 €). Buenas.

Tartar de atún (22 €) . Lo pedí receloso ya que casi todos los sitios hoy en día tienen en su carta este plato y pocos merecen la pena. Y me gustó mucho. Como fallo es que viene con demasiado huevo duro y cebolla y creo que no lo necesita.

Maganos encebollados (25 €). Un clásico de la tierruca que siempre hay que pedir.

Bonito con tomate (22 €). Ya sabéis que Santander es tierra de bonito y aquí preparan uno con tomate bastante rico.

Albóndigas de bonito (14 €). Ricas.

De pescados, me gusta su machote (22 €), la lubina (23 €) -mejor al horno que a la sal- o su mero (24 €).

De carne, el Solomillo a la sal merece la pena.

Los postres son prescindibles pero si quieres algo dulce, pide leche frita, tocinillo o tarta de queso.

Con vino, el precio ronda los 50-60 € por barba.

Un sitio para repetir muchas veces.

Dirección:

Web:

Yo pagué: 100€ | Precio medio: 60€

Fecha de la visita: 2017

Entradas Relacionadas

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Aceptar