Madrid

TRAGATÁ

Tras una magnífica cena en Bardal (9.5 Lunas), Benito, dueño y cocinero del restaurante, me invitó a probar su bar informal “Tragatá” al día siguiente y claro, acepté gustoso por enterarme de que Benito resultaba ser un fiel seguidor mío y, como no todos los días te enteras de que alguien de ese calibre te tiene en alta estima, me fue imposible rechazarla. Lo malo es que la invitación cayó en el mismo día en que iba a cenar en Bagá (Jaén), por lo que había que estar con el freno de mano echado, aunque luego todo se fue de madre.

Pese a que pueda parecer que primero fue Bardal y luego llegó Tragatá, es justamente lo contrario. Tragatá lleva 11 años abierto y es el padre de Bardal.

Se encuentra a escasos metros de Bardal, una vez cruzado el Puente Nuevo en dirección a la plaza de toros.

Según me contaron los lugareños, es el restaurante que más gusta a turistas y locales, cosa que entiendo perfectamente pues se come francamente bien y, además, la carta contiene platos tan de moda como Baos, Saam, Bocata calamares, etc, que a la gente les encanta comer hoy en día y, encima aquí, los bordan.

Tragatá es un pequeño bar donde solo admiten reservas para comer a las 13:00 o cenar a las 20:00. Fuera de ese horario, toca esperar a que te sienten.

En mi visita, siendo pleno puente de la Constitución, estaba hasta arriba con gente que no paraba de entrar y esperaba pacientemente su turno. Entre 20-30 minutos calculo que es el tiempo de espera.

Nosotros comimos en la pequeña barra que hay al fondo, con capacidad para unas 8 personas. Pese a que a no es una barra abierta a la cocina, me parece el mejor sitio si sois sólo dos.

En verano cuenta con terraza, lo que facilita la rotación de mesas.

Al frente de la sala de Tragatá está Merche, la mujer de Benito, una mujer con mano de hierro y artífice de que Benito dejara de lado su vida canalla y se centrase más en cómo llegar a alcanzar una estrella Michelín con Bardal.

En cocina está una dominicana que, si bien empezó limpiando el local, llegó a los fogones, por su increíble maña, y ahora cocina platos tan espectaculares como el Tuétano con steak tartar (17€). Digamos que es la versión pro de María Marte (Club Allard).

Sentados en la barra, y acompañando todo con varios vinos de Jérez, nos dieron a probar:

Bocadillo de calamar con salsa brava (2,90€). No sé bien porqué pero desde hace pocos años se ha puesto de moda versionar este clásico bocata. He probado auténticas bazofias de este bocadillo, con calamares congelados llenos de hilos plasticosos o panes secos. Pues debo decir que, entre todos los probados, este es sin duda el mejor que he comido. Y encima tirado de precio.

Mollete de panceta confitada, col, mayonesa de chipotle y cilantro (2,85€). Otro rico bocata que hay que probar.

Saam de papada de cerdo con chili dulce (3,50€). Un plato que hoy nos lo encontramos hasta en la sopa pero que aquí está muy rico. Ojo que la panceta llena bastante por lo que, aunque sea un poco guarro de comer, si tenéis confianza, mejor compartirlo para así no llenaros en exceso.

Tomate Raf con ventresca y cebolleta fresca (14,50€). Un plato que aparentemente no tiene ningún interés pero que, por la calidad de los ingredientes y el aliño, está riquísimo.

Guiso de garbanzos con morros (13,50€). Una absoluta sorpresa. Tras platos tan comerciales como los anteriores y, de repente, se marcan este espectacular guiso de toda la vida.

Tuétano con steak tartar (17,50€). Había tomado este plato hace poco en La Bomba Bistró a 26€ y me había parecido espectacular. Este puede estar incluso mejor.

Oreja de cerdo frita con salsa picante (3,75€). Bien.

Salmón marinado a la vainilla, lima y yogur de huevas (2,90€). Muy bueno.

Y para acabar, muy rico el postre de Royal de frutas con granizado de menta y coco (4,90€).

Casi todo está concebido para ser compartido, siendo lo ideal ser 3-4 para así probar un poco de muchos platos. El precio medio no serán más de 35€.

Nosotros éramos solo dos y casi estallamos, y más sabiendo que esa noche esperaba Bagá (Jaén), pero me gustó poder probar la versatilidad de la cocina de Tragatá y que todo lo que comimos estaba muy rico.

Absolutamente recomendable hacer en Ronda el doblete Bardal-Tragatá.

 

Dirección: Calle Nueva, 4. Ronda (Málaga)Telf: 952877209Web: http://tragata.com/140-2/

Web:

Yo pagué: Invitación€ | Precio medio: 35€

Fecha de la visita: DICIEMBRE 2017

Entradas Relacionadas

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Aceptar