Madrid

LA MILLA MARBELLA

Uno de los conceptos de restaurante que, sin duda, más nos gusta es el del “chiringuito”. Comer en la misma playa con el mar de fondo es un placer máximo.

Sin embargo, lo que ocurre en la mayoría de las ocasiones es que en los “chiringuitos” no se come especialmente bien; es más, en muchos de ellos se come mal. Y cuando hablo de “chiringuito” no me refiero a restaurante con vistas al mar, que de esos hay muchos y buenos, sino a los que comes con los pies en la playa.

Al final aceptamos en los “chiringuitos” que, a cambio de poder disfrutar de una comida en la playa, hay que sacrificar la calidad de la comida.

Hasta el momento, el único “chinringuito” donde había comida francamente bien era en Toc al Mar, en la costa de Gerona.

Pues ahora, tras mis dos visitas a La Milla de Marbella, puedo decir que este es el mejor “chiringuito” donde he comido nunca.

La Milla se encuentra en la zona de la milla de oro de Marbella, de ahí su nombre.

Esta zona me parece preciosa, y el paseo marítimo que va desde Marbella pueblo hasta aquí, sobre todo cuando empieza el albero, me parece de los más bonitos de España. Por eso, me sorprende escuchar a mucha gente poner a parir a Marbella, cuando, además, muchos de ellos nunca han estado o solo han estado en Puerto Banús.

No hay duda de que Marbella tiene zonas demasiado turísticas, llenas de rusos y árabes horteras, como el mencionado Puerto Banús. Pero es que Marbella es mucho más que eso. Para empezar, el pueblo tiene callejuelas preciosas. Y entre ellas, está Skina (10 Lunas), para mí, el mejor restaurante de la ciudad. Y luego tenemos el ya mencionado paseo marítimo que, según se va a acercando a los hoteles de Puente Romano y Marbella Club, se hace más y más bonito y, además, es una zona mucho más tranquila y menos turística que la parte del puerto, donde empieza el paseo.

Por eso, la ubicación de La Milla me encanta.

Este “chiringuito” está muy bien puesto. De hecho, se le puede considerar un “chiringuito” de lujo, alejado de las cutreces y caos típicos de la mayoría.

La Milla está tal cual encima de la playa, a 20 metros del mar.

Las mejores mesas son las que están en primera fila de playa, si bien cualquier mesa resulta muy agradable.

Al frente de la cocina tenemos a Luismi y M. Recio, sin olvidarnos de Juan, el maestro espetero. Y como jefe de sala está César, quien dirige perfectamente el restaurante.

En La Milla se puede decir que hay dos cartas. La más atractiva, y que más os recomiendo, es la que recoge las sugerencias de cada día.

Aquí manejan un producto de máximo nivel (percebes, ostras, concha fina, gambas, salmonetes, almejas, percebes, etc.) tanto local, como traído de cualquier otra costa de España. Y es en esa carta de sugerencias donde podréis encontrar lo mejor de cada día.

Y luego está la carta estándar, donde podéis encontrar platos más clásicos como ensaladas, arroces, espetos, frituras, y demás pescados y carnes.

Mi recomendación es que preguntéis por César y que él os ayude a confeccionar vuestra comanda. Os aconsejará de maravilla.

Como siempre ocurre, si sois 3-4, podréis compartir y probar más platos, recomendándoos acabar con su muy rico Arroz Ibérico. Recordad que el arroz siempre se debe pedir en menos raciones de los comensales que seáis, salvo que vuestra idea sea el arroz como plato principal.

En mi primera comida probé:

Ostras, Concha fina y Bolo. Todos crudos, sin aliños. Magníficos.

Ensaladilla con atún y caviar. Si bien la ensaladilla en sí me pareció falta de potencia, la mezcla de todos los ingredientes estaba rica.

Coquinas. Magníficas. Acostumbrados a la mierda de coquinas que suelen servir por ahí, se agradecen unas de verdad.

Berberechos tamaño XL. Excelentes.

Quisquilla en varias formas: cruda, frita, plancha y cocida. Riquísima.

Espeto de sardinas. Máximo Dios. De los mejores que he probado.

Salmonete al espeto. Otro Máximo Dios.

Gallineta frita. Riquísima, si bien se le agradecería como acompañante alguna mayonesa ligera para así no cansarse de su sabor y poder alternar trozos a pelo, más secos, y otros más ligeros y frescos, gracias a la mayonesa.

De postre, una absoluta bomba que es el Hojaldre con nata y leche merengada. Muy dulce y rico, pero podéis prescindir de él para no llenaros en exceso.

Nos gustó todo tantísimo que tuvimos que reservar para repetir comida al día siguiente. Y en esta segunda visita probamos:

Almejas espectaculares con una riquísima salsa de albariño.

Atún mecha con huevo frito y patatas. Dios.

Y el mencionado Arroz con láminas de Guijuelo y panceta. Para mí, que los mejores arroces son los de la provincia de Alicante (véase Paco Gandía o Casa Elías), tenía cierto miedo respecto a este arroz pero la verdad es que estaba muy rico. Merece la pena.

Sobre la bebida, aquí tienen una magnífica carta de vinos con muchas referencias de vinos blancos franceses, mis preferidos, y champús. Es casi imposible encontrar una buena carta de vinos en un chiringuito (hay excepciones como Casa Julio en Alicante). Por eso, se agradece que aquí haya vinos a la altura de la comida.

Y, aparte de los vinos, no dejéis de probar sus cocktails. Muy buenos.

Respecto al precio, todo depende del nivel de festival y producto que querías meteros. No es nada caro, pero lo bueno se paga. Sin sobrarse con el vino y compartiendo todo, calculad unos 80€ para un buen festival y 50€ para algo más suave.

Disfrutar de todas estas maravillas en la misma playa y viendo el mar, es una experiencia de 10 Lunas.

Además, el restaurante cuenta con varias hamacas. Por eso, os propongo el plan perfecto: ve a la Milla media mañana a tumbarte en las hamacas y pide una botella de champú o alguno de sus coktails. Toma el sol y date unos bañitos. Luego pasa al restaurante para darte un festín. Y luego vuelve a echar la siesta a la hamaca. Plan Máximo Dios.

Dirección: Urbanización Los Verdiales, (Entre Hotel Marbella Club y Hotel Puente Romano). Telf: 952 00 90 80

Web: www.lamillamarbella.com

Yo pagué: 100€ | Precio medio: 70€

Fecha de la visita: MAYO 2018

Entradas Relacionadas

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Aceptar