Madrid

EFÍMERO

 

AVISO: CON FECHA 14 DE ABRIL DE 2019, Y SORPRENDENTEMENTE, EFÍMERO HA CERRADO, HACIENDO HONOR A SU NOMBRE. ERA, CON AÑOS LUZ, EL MEJOR RESTAURANTE DEL GRUPO RANTANPLAN Y HA CERRADO. PARECE MUY NEGRO EL FUTURO DE ESE GRUPO.

 

Durante mi segunda visita a Pointer (4 Lunas), casi igual de infame que la primera vez, y mientras estaba echando un cigarro fuera, vino uno de los cocineros a saludarme. Debo reconocer que, en ese momento, mi primera reacción fue dar un paso atrás, acojonado por si su intención fuese la de partirme las piernas debido a la mala crítica que hice en su momento a este restaurante.

 

Sin embargo, lo que quería, y muy amablemente, era ofrecerme visitar la parte de arriba de Pointer, la que iban a convertir en un restaurante nuevo llamado Efímero.

 

Accedí a subir, pero no sin llevarme a un colega, por eso de si era una encerrona y arriba me estaban esperando tres búlgaros. Y es que yo para estas situaciones reconozco que soy un miedica del estilo de los personajes de Woody Allen.

 

Nos enseñaron, entonces, el nuevo Efímero mientras nos contaban el concepto de restaurante de producto que querían montar.

 

Sabiendo los antecedentes del Grupo Rantanplan, pensé que, aunque todo sonaba muy bien, la realidad iba a ser bien distinta. Y es que mi confianza en su buen hacer en cocina era nula.

 

Pasaron las semanas y unos amigos, compañeros en muchos de mis mejores homenajes, me empezaron a hablar francamente bien de Efímero hasta el punto de obligarme a ir a conocerlo. Así que allí me planté con ellos, y varias semanas después repetí con otros dos amigos.

 

Tras estas dos visitas, debo reconocer que estaba completamente equivocado al no confiar en Efímero. El restaurante me ha gustado y mucho, pareciéndome una de las mejores aperturas que ha habido últimamente en Madrid.

 

De hecho, mi primera idea fue darle 9 Lunas, pero, finalmente, lo dejaré en 8.5 Lunas ya que esta es la nota que, por unanimidad, le darían todos mis amigos con los que he estado en Efímero.

 

Además, como ya he dicho, este 2019 voy a ser más estricto respecto a las Lunas que lo que he sido durante el 2018, ya que, echando ahora la vista atrás, reconozco que durante el pasado año he dado alguna puntuación demasiado alta, dejado llevar a veces por la emoción del momento. Por eso, ahora ya no daré Lunas al momento sino que dejaré que pasen unos días para puntuar, pues así todo se ve más claro. Al final, cualquier idea nueva, requiere de un tiempo para ir perfeccionándose, aprendiendo también de los errores.

 

Como antes contaba, Efímero ocupa lo que antes era la planta de arriba de Pointer. Vaya dos mundos. Infame vs Nivelón.

 

El comedor de Efímero es amplio y cuenta con espectaculares vistas a la Plaza de Colón. Les perjudica un poco que el edificio de enfrente está en obras, ya que desluce algo las vistas, pero eso no quita que su ubicación sea de las mejores de Madrid. Por esas vistas, las mejores mesas son las pegadas a los ventanales del fondo.

 

Tienen, además, un reservado perfecto para comidas de grupos de 10.

 

Mis dos visitas han sido entre semana y en mediodía, por lo que estaba bastante tranquilo. No obstante, me han contado que en las noches de fin de semana puede molestar el ruido que viene de Pointer, donde ya sabéis que su concepto es restaurante-copeo.

 

El nombre del restaurante, Efímero, intenta definir su cocina, donde se quiere ofrecer una carta que cambia continuamente en función del producto disponible y de la temporalidad de este. Vamos, lo que viene a ser un restaurante de producto como lo son clásicos tipo La Tasquita de Enfrente (10 Lunas), La Buena Vida (8.5 Lunas), Sacha (9 Lunas), Membibre (8.5 Lunas) y un largo etcétera. De hecho, cualquier buen restaurante que se digne debería ir cambiando siempre su carta en función de la temporada de cada producto.

 

Pese a ese concepto de “efímero”, comparando la carta de mis dos visitas (diciembre y enero), con la carta de marzo 2019, de 16 platos, coinciden 13. Y es que hay ciertos platos que han tenido tanto éxito que, desde un punto de vista más comercial, es normal que mantengan en carta, pese a que esto desacredite un poco ese concepto de “cocina efímera”.

 

Y esos platos magníficos, obligatorios de pedir, son: “Ostra con perdiz escabechada”; “Berberechos XL”; “Torrija salada con caldo ahumado de cebolla”; “Alcachofa fresca confitada, su crema, anguila y foie”; “Puerro braseado con meuniere trufada”; “Pichón a la brasa con salsa perigord”.

 

Y dentro de lo que realmente es efímero, es decir, platos que van apareciendo en carta durante un breve tiempo, hay que destacar el “Bogavante con crema de coliflor y aire de hinojo” y el “Salmonete con noisette de calabacín y guisante fresco” Huevo 64 grados con consomé de garbanzos y guiso de níscalos y butifarra”; “Volandeiras”.

 

Ricos, pero no tan al nivel de los anteriores platos: “Fabes con faisana y trompetas de la muerte”; “Vieira con salsa holandesa”;Lenguado a la plancha con porrusalda de apionabo”;Gamo a la bordalesa, cereza glaseada y shitake encurtido” que se acompaña de un puré de patatas clavado al de Zuberoa, es decir, acojonante.

 

Como aspecto a vigilar es que algunos platos llegaban bajos de temperatura, faltos de un golpe final de calor.

 

Postres que no desmerecen como “Milhojas de manzana al haba tonka”; “Espuma de gin tonic con helado de yuzu”; “Crema catalana con miel fresca”.

 

Aunque no aparezca en carta, de muchos de los platos se puede pedir medio o tercio de ración, lo que es perfecto para que así te lo sirvan todo emplatado y puedas probar 4-5 cosas.

 

La verdad es que ya me he encontrado con muchos restaurantes donde en carta no se dice nada pero luego resulta que existe la opción de media razón, y no logro entender el porqué de ese ocultamiento inicial.

 

Servicio joven, demasiado tal vez, al que le falta aún hacer bastante callo para estar a la altura de la comida. Todo es ir aprendiendo.

 

Mención especial merece el apartado del bebercio, ya que al frente de la bodega tenemos a un grande como Luis Baselga (ex Triciclo). Esto hace que sea de esos pocos sitios donde puede merecer la pena lanzarse a un maridaje, cuyo precio varía en función del nivel de vinos que quieras, rondando los 65€ barba. Incluso aunque queráis ir a botellas, mi recomendación es que preguntéis por Luis y os dejéis aconsejar, ya que suele tener chucherías fuera de carta.

 

Respecto a los precios, un menú poniéndose totalmente en manos del jefe de cocina, Joaquín, sale alrededor de los 75€, que junto al maridaje puede hacer que la comida te salga a 140€.

 

Hay que reconocer que son precios altos si tenemos en cuenta que los mejores platos no son con el producto más caro (por ejemplo: alcachofa, puerro y cebolla). Pero también es cierto que estamos en un momento en el que todo en Madrid cada vez es más caro, y que aquí estás en un comedor en pleno Colón, y ese alquiler debe costar una pasta, por lo que te lo repercuten irremediablemente en el precio.

 

Si no tuvieran que pagar ese alquiler ni hacer cuentas con los demás restaurantes del grupo (Pointer, ChowChow [6.5. Lunas], Teckel [6 Lunas], Pomerania [7 Lunas]), y pusiéramos entonces esta cocina en un local bien situado pero más humilde, podrían bajar precios y conseguir una relación precio-placer mucho más competitiva. Pero, también, si hubiéramos tenido en España siempre unos gobernantes honrados y justos, España ahora sería una gran potencia.

 

En definitiva, hay que dar la enhorabuena a Joaquín, Gonzalo y César, jefes de cocina, y a Luis, sumiller, porque han creado un equipo joven y con mucho talento, y si siguen centrados y, además, no caen en lo comercial porque así se lo llegaran a exigir desde el Grupo Rantanplan, pueden hacer de Efímero uno de los restaurantes top de Madrid.

 

Muy recomendable y firme candidato a subir a 9 Lunas próximamente.

 

Cierra domingos noche y lunes.

 

Dirección: Marqués de la Ensenada 16. Plaza Colón. Telf: 910887510

Web: www.efimeromadrid.com

Yo pagué: 140€ | Precio medio: 80€

Fecha de la visita: ENERO 2019

Entradas Relacionadas

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Aceptar