Madrid

99 KO SUSHI BAR BY DAVID ARAUZ

 

99 KO nace para ser el japonés más lujoso y exclusivo de Madrid.

 

Y en ese sentido, cumple todos los requisitos para ello.

 

99 KO se encuentra en el Hotel Villamagna, un hotel 5* donde habitualmente se alojan las celebridades que visitan Madrid.

 

Al restaurante se accede por Marqués de Villamagna, una calle pequeñita que sube de Castellana a Serrano, paralela a Ortega y Gasset. Es decir, no hay que entrar al hotel para llegar al restaurante, pues este cuenta con entrada independiente.

 

99 KO pertenece al exitoso grupo de 99 Sushi Bar y se ha creado claramente para obtener la primera Estrella del grupo, poniendo al frente de la cocina a David Arauz.

 

El restaurante consiste únicamente en una barra en forma de L para 20 personas. No hay mesas, salvo un pequeño salón a la derecha de la entrada donde se puede tomar un vino de aperitivo.

 

La barra representa la perfección de las mismas. Es muy amplia y con sillas altas con respaldo. Muy cómodas. Dentro de la barra se encuentran varios cocineros que van preparando el sushi y la cocina fría. La parte caliente se realiza ya en una cocina interior, como ocurre por ejemplo en Kabuki Wellington, con quien compite por ser el mejor japo de alto nivel.

 

El servicio y trato está a la altura de lo que se espera de un sitio de lujo.

 

Ambiente serio y formal, con mucho cliente del hotel.

 

Y como ocurre siempre que hay lujo, como imaginareis, toca desembolsar bien de panoja. 

 

Aquí no hay carta sino solo dos opciones de menú: Omakase a 110€ y Kaiseki a 165€. A eso hay que sumarle los vinos, que obviamente tienen precios altos, existiendo opción de maridaje a 100€.

 

Nosotros optamos por el Kaiseki más maridaje: 265€ barba. Aunque al cliente extranjero le puede parecer hasta barato si lo comparas con lo que pagarías por un sitio así en París o Londres, a mí este dineral me parecen palabras mayores, por lo que debe ser analizado en detalle.

 

Las conclusiones son: que el menú Kaiseki puede resultar corto si vas con la idea de meterte un festival, y que la comida no me pareció de llorar, que es lo que se debería esperar cuando pagas semejante precio.

 

Respecto a lo primero, el menú Kaiseki consta de 16-18 platos y no hay posibilidad de alargarlo. Si este menú puede resultar corto, no me quiero ni imaginar lo que será el Omakase. No obstante, debo aclarar que yo soy muy comilón y siempre quiero más, por lo que tened en cuenta que, por ejemplo, a mi amiga le pareció más que suficiente.

 

Pero lo que sí que eché mucho en falta es que no exista la opción de alargar el menú, y esto es lo que le penaliza respecto a los otros dos mejores japos de Madrid, Kabuki Wellington y Umiko, donde, si quieres, puedes comer nigiris y otros platos hasta decir basta.

 

David me comentó que, siguiendo la cultura japonesa, quiere que quedes saciado pero en absoluto salgas lleno. Lo que pasa es que si tu competencia te ofrece una carta mucho más amplia que sí permite darte un buen festival, inevitablemente eso te puede perjudicar.

 

Y respecto a lo segundo, la cocina, 99 KO es técnicamente perfecto y el producto es de máxima calidad. Lo que ocurre es que, cuando vas a pagar esos precios, debemos ponernos más exigentes y analizar bien la relación precio-placer. Y para mí, estando todo riquísimo, no me divirtió ni me enamoró tanto como lo hacen Kabuki Wellington (10 Lunas), Umiko (10 Lunas) o Gaman (9 Lunas). 

 

Esto hace que, mientras a cualquiera de esos tres japos me apetezca ir varias veces al año, 99 KO lo considero como un japo para ir cada mucho.

 

Todos los platos del menú los tenéis en las fotos.

 

Los que más me gustaron fueron: “Erizo y papaya” / “Buey Wagyu en sarmientos” / “Tartar Toro y caviar” / “Nigiri de calamar y erizo” / “Nigiri Toro Binchotán” / “Nigiri de almeja” / “Gunkan de Tuétano, Toro y caviar”, siendo este último, con diferencia, el Máximo Dios de la noche.

 

Los demás platos y nigiris me parecieron ricos pero ya.

 

Para acabar, si eres goloso, el postre de “Helado de vainilla y causa de batata-yuzu” te dejará un poco indiferente.

 

Respecto a los vinos, es una carta pensada más para un huésped de hotel 5* que para el común de los mortales. Así que cuidado.

 

Mi recomendación es que habléis con Andrés Palomo, un grandísimo sumiller, y le comentéis presupuesto para encontrar vino acorde.

 

Nosotros, ya metidos en faena, y siendo tres, nos lanzamos a por el maridaje, que fue fantástico, pero que para los 100€ barba que cuesta, de tener que recomendarlo, solo lo haría si sois tres o menos. Para más comensales, quizás os compense ir a botellas.

 

Llegado el momento de puntuar, me resulta bastante complicado.

 

Por un lado, entenderé perfectamente al que le quiera dar 10 Lunas, como el que se las da a Santceloni (6 Lunas), por esa exclusividad que suponen ambos restaurantes.

 

No es mi caso.

 

De hecho, para mí, teniendo en cuenta su alto precio, que pese a su academicismo apenas hay platos de levantarse y aplaudir, y que no hay opción de festival, le doy 9 Lunas, si bien tengo amigos que han ido y le dan desde 8 hasta 9.5 Lunas.

 

En resumen, si ya conoces todos los grandes japos de Madrid, 99 KO es imprescindible de conocer.

 

En cambio, si aún no conoces Kabuki Wellington, Umiko, Kappo o Gaman, te recomendaría que inviertas tu dinero en cualquiera de ellos, que además te saldrán mucho más baratos, antes que desembolsar más de 200€ en 99 KO.

 

Como contaba en la crítica de Gaman, lo que sería un Máximo Dios absoluto sería el festival de Gaman (90€) en la sala de 99KO. Pero claro, eso es como si quieres que gane el PSOE y pagar menos impuestos.

 

Cierra domingos y lunes al mediodía.

 

Dirección: Marqués de Villamagna, 1. Telf: 914313878

Web: www.99kosushibar.com

Yo pagué: 270€ | Precio medio: 150-250€

Fecha de la visita: MARZO 2019

Entradas Relacionadas

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Aceptar