VENTA MONCALVILLO

MENÚ DE SABORES CLÁSICOS QUE TIENE SU MERECIDA ESTRELLA MICHELÍN EN LA RIOJA

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

En La Rioja hay tres restaurantes con estrella michelín: VENTA MONCALVILLO (1 estrella y a 20 minutos de Logroño), PORTAL DEL ECHAURREN (2 estrellas y en Ezcaray, a 40 mins de Logroño) y MARQUES DE RISCAL (1 estrella, a 20 mins de Logroño y aunque es ya Álava, lo metemos en el pack Rioja).

Respecto a cuál es mi favorito, durante los 2 últimos años el que más me gustaba era precisamente Moncalvillo pero una reciente visita este marzo 2014 al Portal del Echaurren me ha dejado asombrado, ocupando sin duda ahora el puesto como mejor restaurante de La Rioja.

No obstante, Venta Moncalvillo es un gran restaurante que me encanta y de ahí que hayan caído ya 3 visitas en los dos últimos años.

De Venta Moncalvillo hay que destacar 2 cosas.

La primera es su proximidad a Logroño (20 mins). Usando su servicio de taxi, por 40€ podéis ir y volver 4 personas. Y esto, si vives o te alojas en Logroño ciudad, es algo muy importante pues por ejemplo el taxi al Echaurren en Ezcaray es inviable por lo que si vas a comer hasta allí, o alguien no bebe o a ver cómo te vuelves.

La segunda cosa es que Moncalvillo ofrece una alta cocina propia de 1 estrella pero dando mucha más importancia al sabor en sí que a la presentación, fusiones y paripés típicos de los grandes estrellas. Y así, en el menú hay platos tan clásicos y deliciosos como alubias, cococha al sarmiento, pichón o panceta de cerdo.

Y es esto lo que diferencia a Moncalvillo del Portal del Echaurren donde existe más paripé, más trampantojos, más elegancia y sobretodo sabores más novedosos, no tan clásicos. De ahí su merecidísima segunda estrella.

VENTA MONCALVILLO está en un pueblo perdido de la mano de Dios, lo que le hace más auténtico, rollo rural. La decoración del restaurante no dice nada. El paisaje no es que sea precioso si vais dos a comer pide mesa de ventana. Me gustó que la primera vez que fui a Moncalvillo estuviera en la puerta un niño de 12 años, vestido del Barça y que debía ser el hijo de un cocinero o camarero, jugando a la pelota. Imagina que en la puerta del timo del Sergi Arola Gastro apareciera un niño así vestido y nadie reparara a fijarse en él.

En Moncalvillo puedes comer de carta, o bien optar por uno de sus dos menús: el Tradición que por 55 € ofrece 8 de los platos que más famoso han hecho al restaurante, y el Gastronómico, que por 70 € ofrece 12 platos con productos de temporada.

Ya sabéis que yo siempre os aconsejaría el menú más largo pero es que en el menú Tradición hay ciertos platos que hay que probar sí o sí como la cococha al sarmiento, el lomo de cordero, las alubias o los caparrones y un postre espectacular como es la torrija caramelizada.

En lo que coinciden ambos menús es en los snacks: caramelo de queso, bacalao el casería (un quesito de toda la vida con sabor a bacalao), flor de manzana con foie, galleta de perdiz escabechada y espuma de hongos. Los que más me han gustado son la galleta de perdiz y el bacalao.

Lógicamente el menú gastronómico va cambiando según la época del año.

Canelón de hongos con arena de foie gras y avellanas.

Salmonete reposado sobre puerro, zanahoria y sopa de pescado. El salmonete es el pescado más utilizado por los estrellas michelín y aquí lo trabajan bien.

Sardina ahumada. Viene servida con un cubreplatos que al destaparse desprende un magnífico olor a sardina que luego se confirma al probar el palto.

Crema de queso de Cameros. Yo odio el queso así que no opino de este plato pero sé que gustó.

Panceta de cerdo ibérico. Otro producto cada vez más de moda en los estrellas.

Crema de calabaza con morcilla. Buen sabor, porque la morcilla es deliciosa, pero no dice mucho este plato.

Manitas de lechón con foie gras de pato. Este plato suele estar siempre en la carta y es espectacular.

Pichón asado y guisado con pera. Salmonete, panceta…y como no pichón, otro clásico. No es el pichón de Akelarre pero es un broche de oro a tan excelente menú.

Respecto a los postres, ya os he dicho que el mejor postre es la torrija caramelizada del menú Tradición. En el menú gastronómico había de postre una panacota con miel muy sin más y un mucho mejor postre de chocolates.

Respecto a los vinos, al estar en La Rioja, tienen una amplísima carta de vinos de la tierra. Mi recomendación es quedarte en manos del sumiller, Carlos Echapestro, un puto jefe. Además los precios de los vinos son bastante bajos, con algunas referencias a mitad del precio que te puedes encontrar en Madrid. Maldito Madrid, cada vez es más caro.

Con vino y menú gastronómico, lo normal es salir a unos 90 €.

Si optas por el menú tradición, saldrá a 20 € menos.

Un sitio que me gusta visitar una vez al año.

Yo pagué: 90 euros€ | Precio medio:

Fecha de la visita: