VÁLGAME DIOS

DE AMBIENTE....Y COOL

Calle Augusto Figeroa 43 Telf: 917010341  
CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Es uno de los restaurantes favoritos para la pijería gay y gente de la farándula.

El ambiente es muy variopinto, lo que le convierte en un sitio divertido, pudiendo incluso usarse como sitio de copa para primera cita.

Aquí te puedes encontrar desde un caballero homosexual de 50 años, vestido con un traje amarillo, a otro perfil de gay más clásico, con camisa de polo y mocasines, pasando por la típica marica loca y acabando por un pibón que va con sus amigos gays.

Por eso, no solo de homosexuales vive Válgame Dios, pues no son pocos los heterosexuales que van en busca de estas últimas, aprovechando la supuesta poca competencia.

En general, el ambiente es de 35 años para arriba y, como información extra, los dueños son los mismos que los de la discoteca El Amante.

Obviamente, está situado en Chueca.

Cuenta con una agradable terraza en una calle peatonal. Es pequeña por lo que conviene reservar. Aquí se puede tanto cenar como copear.

La decoración del restaurante es tan diversa como su clientela, pudiendo tener cierto aspecto de rastrillo mono.

La comida pasa a un segundo plano.

La carta es breve y contiene todos los platos típicos de restaurante de moda: ceviche, tartar-sashimi-dados de atún, hummus, rollito, carpaccio, pulpo, aceites de trufa.

La calidad es floja, que no infame.

Aquí he probado los Rollitos vietnamitas Válgame (15€); una decente Tortilla de patata (9€); sin más las Croquetas (12€); una Hamburguesa (14€) muy corriente; y un Solomillo con aceite de trufa (20€) que sabe a ese aceite que, para vuestra información, está hecho con derivados del petróleo y que solo sirve para camuflar calidades mediocres.

Tienen cocktails bastante corrientes.

El precio medio serán 30€, más luego ya las copas que quieras pimplar.

El restaurante por la noche se convierte en bar de copas por lo que casi mejor ahorrarte la cena e ir directamente a copear.

Abre todos los días hasta las 02:00.

Jamás iría motu proprio, aunque lo visitaré, de nuevo, encantando si me vuelven a llevar.

 

Yo pagué: 30€ | Precio medio: 30€

Fecha de la visita: 2017