THE ONE

THE ONE AND LAST VISIT

Calle Lagasca, 81. Telf: 915754130  
CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

The One, inaugurado en 2017, es un restaurante de cocina china de Hong Kong.

Sus dueños son dos chinos que, tras trabajar varios veranos en Mallorca, han abierto restaurante en Madrid, concretamente en la calle Lagasca, en el local que antes ocupaba La Torcaz, al lado de Puerto Lagasca.

Tras mi visita el pasado 24 de diciembre, os puedo asegurar que The One poco o nada aporta al saturado panorama asiático que hay en Madrid.

Como ya adelanté por IG, como chinos auténticos y mejores que The One tenemos a Royal Cantones, Lao Tou, Hong o Bund.

Como chinos lujosos, prefiero Tse Yang y Asia Gallery.

Y si quieres cocina fusión, vete a Nakeima y déjate de tonterías.

Por tanto, no veo motivo alguno por el que alguien quiera comer en The One, más allá de que vivas por la zona y te apetezca un día comida china, como me pasó a mí.

Al menos The One tiene dos cosas buenas.

La primera, y más importante, es que es barato, siendo el ticket medio de 30€ si compartís todo.

No obstante, tienen posibilidad de Menú Degustación a 45 o 65 Euros, lo que ya me parece un precio excesivo para la calidad vista. Si hubiese pagado eso, le habría suspendido.

Y la segunda es la ubicación y que el local está bien puesto, sin llegar a ser nada del otro mundo. Las mesas de la entrada son las que más me gustan.

Pasando a la comida, empezamos con un muy malo aperitivo de Langostinos en tempura, venían fríos y blandengues, como si llevaran mucho tiempo en la nevera.

Los rollitos “The One” (6,50€), que son unos rollitos primavera de toda la vida, apenas tienen sabor. Les salva estar correctamente fritos y no ser nada grasientos.

Los Dim Sum del día (4,90€), que me imagino que se llaman así por el supermercado Dia y no por ser la sugerencia, no valen nada. Imposible saber de qué iban rellenos.

El Arroz a la sartén con vieiras y trufa negra (22,80€) está correcto.

Flojo el Pato laqueado (42€) que, aunque está bien de sabor, se echa en falta su piel crujiente al hacerse los rollitos. Muy lejos del pato que sirven en Hong Kong y Shangai en sitios como Yan Too Heen o Da Dong.

Sí me gustó la segunda parte del pato que venía cocinada con verduras.

No tomamos postre.

Las raciones son grandes, siendo 4 el número perfecto de comensales para probar varios platos y que no se dispare la cuenta.

Entre cuatro, salimos a 31€ barba. No comimos bien pero al menos no salió caro.

Por esa cercanía de casa, puede que algún día vuelva a probar algún pescado cocinado al estilo tradicional hongkonés.

Solo cierra los lunes.

 

Yo pagué: 30€ | Precio medio: 60-80€

Fecha de la visita: DICIEMBRE 2017