TECKEL

EL PRIMOGÉNITO DE POINTER

Avda. Concha Espina, 55. Telf: 915996400 Web: http://www.teckelmadrid.com/
CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Teckel es el primogénito del grupo creador también de Pointer, ya por todos conocidos debido a la polémica tras la denominación y valoración, por mi parte, del restaurante en cuestión, como coto de caza y con comida infame (y, por ahora, la crítica más leída en la historia de la web).

La verdad es que, en mi visita, esperaba encontrar una calidad parecida a Pointer y fue una agradable sorpresa comprobar que, en Teckel, no se come mal, lo que tampoco significa que se coma bien.

Teckel se encuentra por la zona de Bernabéu. El local es relativamente pequeño y la decoración sigue la línea de su competencia, el Grupo Larrumba, es decir, decoración coqueta en la que abundan los papeles pintados, las plantas y espejitos  y, en general, elementos con un toque cool.

Cuenta con una agradable terraza que, en parte, está cubierta. Muy recomendable.

No tiene barra ni zona de baile. Esto, unido al reducido tamaño, les permite centrarse más en la comida y no cagarla dando de comer a 100 personas que lo que realmente buscan es pasar a la zona de copas, como ocurre en Pointer.

Donde fallan es con la amplitud de su carta. Esta cuenta con más de 40 platos y 10 postres.

Entiendo que si eres un restaurante donde tu fuerte es la decoración y estar de moda, tú tipo de clientela, que va más a posturear que a comer bien, va a demandarte platos exóticos como Baos, Tacos, Pad Thai, Sushi, etc., pero no por ello hace falta crear tantos.

Siempre digo que es mejor centrarse en 15 platos y hacerlos muy bien, que querer abarcar 40 platos y pasar sin pena ni gloria, como ocurre en Teckel.

No sé si será imposición de los socios o decisión del chef, pero, por buen cocinero que se sea, es casi imposible preparar 40 platos y que todos estén buenos, y más difícil todavía si no se puede gastar dinero en buen producto porque el ticket medio debe rondar los 30€.

Entre cuatro, pedimos todo para compartir y pudimos probar unas Croquetas de gamba roja al curry (8.5€) muy flojas.

De Baos, cuyo tamaño es XL, correcto el de rabo de roto (7€) y para eliminar de la carta el Preñado con queso azul (8€) que resulta una absoluta bomba.

Estuvo decente el Taco de chicharrón (14€ /4uds), el Atún marinado con guacamole (16.5€), y la Pluma ibérica (16€).

Dentro de las carnes, su especialidad es la Hamburguesa del Capricho (18€), uno de los templos de carne de España y que acaba de ser multado por Sanidad. La hamburguesa viene sin pan y se baña en un aceitoso puré de patata trufado. Está bastante correcto.

De postre, correcto el tiramisú de la Nonna Nella (5.5€).

Con 3 botellas de Pago Capellanes (28€/ud), entre los 4, salimos a 45€ cada uno, por lo que calculo que el ticket medio aquí rondará los 30€.

Si yo sólo puntuara los restaurantes por su cocina y su relación precio-placer, Teckel tendría 5 Lunas y da gracias.

Pero si incluimos en la ecuación que intento escribir para todos los públicos y, por tanto, debo ponerme en el lugar de las distintas clientelas de cada restaurante y las funciones que estos cumplen, debo imaginar entonces que la clientela de Teckel no es gente que lo que busque es cenar bien, sino que busca un sitio mono y de moda que ha leído en revistas, donde la comida es un mero acompañamiento de la conversación o un mero trámite del verdadero plan, que es salir luego de copas un viernes noche.

Por tanto, debo subirle a 6 Lunas ya que ese tipo de clientela no saldrá descontento de Teckel, pues habrá cenado medio decentemente y habrá pagado alrededor de 30€, pudiéndose gastar el resto del dinero en las venenosas copas de Graff, a 12€.

Si esta comida la pusiéramos en el local y ambientazo de copas que existe en Pointer, entonces podría alcanzar las 8 Lunas ya que, el ser un excelente coto de caza, podría subir un par de Lunas.

Yo pagué: 45€ | Precio medio: 30€

Fecha de la visita: MARZO 2017