ARZÁBAL

MINI TABERNA DE BUENA CALIDAD PERO ALGO SOBREVALORADA

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Arzabal es una taberna enana, solo hay 5 mesas y un mini reservado, lo que sumado a su gran calidad, hace  difícil el conseguir mesa.

Digo que está sobrevalorado porque algunos críticos la consideran una de las mejores barras de Madrid y a mí no me parece para tanto.

Tiene una pequeña barra nada más entrar donde calculo q pueden entrar 10 personas.

Pese a ser enano, las mesas no están muy juntas.

Todos los platos están hechos con ingredientes de buena calidad por lo que es un sitio para ir probando todos sus platos.

De apertitivo te ponen una cesta enorme con mantequilla q es un auténtico vicio, menos mal q te la quitan pronto que si no ya uno no cena.

Yo ayer tomé las croquetas de boletus y las de ibérico. Muy ricas las dos aunque no se parecen a lo que yo considero la croqueta ideal, algo crujiente por fuera y con la bechamel totalmente derretida por dentro.

Los huevos rotos con trufa negra (en abundancia) están muy ricos. No obstante, como pasa en el 95% de los casos, las patatas podrían estar mejor (y así no tener que decir lo típico de las patatas fritas que hace mi madre están más ricas).

El arroz con boletus y trufa está francamente bueno, de sabor intenso.

Las carrileras están deliciosas, son pura mantequilla que se deshacen en la boca y la salsa está exquisita.

De cada plato es posible pedir medias raciones, lo que siempre viene bien para poder probar muchos platos.

También es posible tomar el vino por copas, a una media de 3€ la copa.

De postre tomé el brwonie, sin más.

Todo, con copas de vino y cervezas, para dos, y saliendo redondos, son 40 € por barba. No es barato.

Yo pagué: 40€ | Precio medio: 30€

Fecha de la visita: Mayo 2013