SAMM

A ESE PRECIO NO ME MERECE LA PENA SU ARROZ. FEA TERRAZA

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Quitando QUIERO ARROZ CATALINA, que es el mejor de arroces de Madrid, SAMM es considerado como uno de los mejores junto a St James, Los arroces de Segi.

Yo llevaba tiempo queriendo ir a probar SAMN y la que dicen es su agradable terraza así que el viernes a mediodía allí que me fui.

SAMM está por Pío XII y si no conoces la zona no es fácil llegar. Yo en moto tuve que dar unas cuantas vueltas para encontrarlo.

Mi primera decepción nada más llegar fue encontrarme esa fea terraza. Yo juraría que había visto fotos de una terraza más chula, como con árboles. Esta terraza realmente es una carpa de plástico encima de la acera. Cero bonita.

Una vez sentados descubrimos que el cocinero va mesa por mesa tomando nota de la comida sin entregar carta alguna. Nosotros tampoco es que la pidiéramos pero bueno, me resultó curioso.

Llega entonces el cocinero a nuestra mesa y nos pregunta qué queremos de primero. No nos pregunta si queremos primero si no que nos ofrece 3 primeros a elegir: gamba roja, ensaladilla rusa o embutidos. No dice el precio.

Por probar algo aparte del arroz, pedimos la ensaladilla rusa que resultó costar 10,50 € y que literalmente eran unas patatas cocidas, unos guisantes, un poco de huevo duro, atún y sobre todo eso 3 cucharadas de mayonesa. Totalmente prescindible aunque si quieres un entrante puede que no te quede otra que pedirla.

Respecto al arroz, resulta que ese día todo el mundo tenía que comer el mismo arroz: arroz senyoret hecho con trozos de pescado, sepia y calamar. Es decir, no podías pedir arroz a banda ni arroz negro. Y claro, el precio no lo sabes hasta que pagas. En nuestro caso, que éramos 2, el arroz costó 46 € ni más ni menos.

¿Qué si estaba bueno? Pues hombre, bueno está pero no es ninguna locura. Te traen una paellera que podría ser para 3 perfectamente y a comer rascando el socarrat.

En general puedo decir que me ha parecido muy cara y que no me merece la pena a ese precio.

De postre, un sorbete de limón a 6 €.

Con 2 cervezas y dos copas de vino, salimos a 77 €, es decir, casi 40 € por barba. Mucho me parece. Pese a esos precios, la terraza se llena a diario. Es más, se permiten el lujo de cerrar los sábados.

 

Yo pagué: 40€ | Precio medio: 40€

Fecha de la visita: 2013