PEDRALBES

DE LOS PEORES RESTAURANTES DENTRO DE LAS OFERTAS DEL CLUB KVIAR

Calle de la Basílica 15, 28020 Madrid. Telf: 915 55 30 15

Web: http://www.restaurantepedralbes.com/

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

PEDRALBES. Carta 2 PEDRALBES. Carta PEDRALBES. Portada

Pedralbes es uno más de los muchos restaurantes que tienen descuento del 30% con el club Kviar y que no entiendo que no lo tenga con el Tenedor también.

Lo malo es que en casi todos los restaurantes del Kviar la oferta no aplica en comidas y cenas de fin de semana que es cuando lo suelen llenar. Sin embargo, Pedralbes es de los pocos donde puedes cenar un viernes con descuento del 30%.

Esto hace que uno se pregunte: ¿dónde está el descuento si este aplica todos los días? Es decir, que como ya comenté con Maldonado 14, yo creo que el precio con el descuento es el precio normal del restaurante y confían en aquellos incautos que vayan a cenar sin descuento para clavarles un buen puñal.

El restaurante es muy grande, habiendo mesas redondas para 6-8 personas. Tiene además una agradable terraza.

Lo que no pega nada en un restaurante que va de elegante es que haya televisiones encendidas.

Entre 8 que éramos, probamos:

Ensaladilla rusa (14 €). Sin duda alguna, la peor que he tomado en mi vida. Con una mayonesa color blanco nuclear que estaba peor que la de bote marca Supersol, con unas patatas casi crudas, sin atún ni ningún pescado así aparentemente y con muchos guisantes. De vergüenza que sirvan una ensaladilla así. Con lo que yo amo la ensaladilla y me encuentro semejante basura.

Cecina (16 €). Un plato que yo nunca pediría pues para eso me lo compro en la charcutería y me lo como en casa. Estaba normal, como cualquier cecina de precio medio.

Croquetas (12,50 €). Seguramente hechas con las sobras de comida, supuestamente eran de jamón. Bastante chiclosas aunque no tan malas como la ensaladilla.

Chuletón de carne a la brasa (22 €). Se supone que las carnes a la brasa es una de sus especialidades y tampoco me lo pareció. El chuletón estaba correcto pero vamos, que para ser su gran especialidad podía haber estado infinitamente mejor.

Solomillo con foie (23,50 €). Se deja comer, igual que los chipirones (18 €).

El steak tartar (22 €) lo venden como “elaborado a la vista del cliente” y va y te lo traen ya servido. ¡¡¡Manda cojones!!! Vergonzoso. Menos mal que se dejaba comer.

De postre, todos prescindibles, una tarta de queso muy floja y un mejor coulant de chocolate.

Todo esto, sin descuento, y con solo una botella de vino, habría salido a 330 €, es decir, 41 €, lo que sin duda me parecería un timo. Sin embargo, con 100 € de descuento bajó a 29 € por barba lo que ya me parece más aceptable.

En definitiva, que es un sitio que pasa por la vida sin absoluta pena ni gloria y al que yo no tengo ningún interés en volver.

Por cierto, lo más rico de la cena fueron las rebanadas de pan tumaca que sirven de aperitivo.

Yo pagué: 30€ | Precio medio: 30€

Fecha de la visita: 2012