CHIRÓN

ESTRELLA MICHELÍN QUE BIEN SE MERECE UNA VISITA HASTA VALDEMORO

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

CHIRON. 4 CHIRON. 5 CHIRON. 6 CHIRON. Portada CHIRON. 1 CHIRON. 2 CHIRON. 3 CHIRON. Carta CHIRON. Carta 2

En Valdemoro, a unos 25 minutos de Madrid por la A4, tenemos este restaurante con estrella michelín que, para el común de los mortales, si no fuera por dicho premio difícilmente conocería o, en todo caso, difícilmente se decidiría por ir hasta allí a probarlo.

Se podrá criticar todo lo que queramos a la Guía Michelín, pero no hay duda que nos descubre sitios como CHIRÓN, un muy buen restaurante.

En una callejuela estrecha del centro del pueblo nos encontramos una puerta blanca que nos conduce al restaurante. No hay aparca coches ni parking por lo que hay que aparcar en la calle en zona azul (es gratis de 2 a 4). Nada más entrar por la puerta no encontramos a nadie que nos reciba, curioso. Hay que subir las escaleras y ya arriba te encuentras el restaurante, aunque debo decir que tuve que esperar un buen rato a que alguien me hiciera caso. Más curioso todavía. La sala es grande y con bastante espacio entre las mesas. Decoración elegante pero nada especial. No es un sitio bonito vamos. En fines de semana suele haber comuniones, aviso.

Entre que llegamos, aparcamos y nos hicieron caso, nos sentamos a las 15:15 y ahí estuvimos hasta las 18:30 así que aunque llegues a esa hora, se puede comer tranquilamente.

Al sentarnos nos preguntaron si queríamos algo de beber y, como yo siempre prefiero pedir directamente el vino para evitar los puñales que suelen meterte en estos sitios por pedir una copa de vino suelta, pedimos que nos trajeran la carta de vinos que consiste en un ipad, al estilo Coque. Por lo que yo pude ver solo había un ipad para todo el restaurante, y lo estaba usando otra mesa así que tuvimos que esperar un buen ratillo para hacernos con él. No quedó otra entonces que pedir una caña y un par de manzanillas mientras. De aperitivo traen unas simples almendras y unas patatas fritas bien puestas. Muy pobre y cutre para ser un estrella.

CHIRÓN ofrece dos menús degustación, uno a 63 € y otro de 48 € a base de clásicos. Ambos menús no incluyen el IVA, lo que me parece un detalle muy feo. Recomiendo pedir el menú largo, de 63 € y si vais con hambre pedid también como plato extra el arroz con socarrat que sí está en el menú clásico y que en carta cuesta 7 euros la media ración. Aparte de los menús hay carta normal que la verdad yo no recomiendo en absoluto.

Empezamos con una criadilla de moternuelo con migas. Gran sabor. Buen comienzo.

Sigue un correcto airbag (un dim sum) de ibérico.

Luego llega un riquísimo yogur de morcilla, servido a modo de copa danone. De lo mejor de la comida.

La terrina caramelizada de foie y perdiz está rica pero no es gran cosa.

Llega entonces su versión del cocido madrileño, muy bueno, con una sopa deliciosa.

Las colmenillas a la crema con espárragos blancos a la brasa me gustaron aunque mejor era el pescado del día que consistió en ventresca de atún. Gran nivel de plato.

Para terminar el menú, un riquísimo rabo de toro deshuesado con tuétano de queso.

Como plato extra, un excelente arroz con socarrat.

Postres flojillos, aunque mucho mejor la quesada manchega que la brioche. También eché mucho de menos unos petit fours con el café.

De beber, un riquísimo Chablis Jean Paul 2011 (24,95 €), un muy buen Riesling Breuer Rudesheim 05 (31,95 €) y un flojillo tinto Trapezio (22,50 €). De vino de postre, un vino de hielo checo a 24,95€ que no nos convenció.

En definitiva, 3 horas de muy buena comida, todo a muy alto nivel, lo que hace que CHIRÓN bien se merezca una visita al precioso Valdemoro (lo de precioso es broma, obviamente).

Entre 4, salimos a 442 €, es decir, 110 € por barba bebiendo y comiendo mucho. Sin plato extra y sin tanto vino, por 85 € se puede comer tranquilamente.

Yo pagué: 110€ | Precio medio: 85€

Fecha de la visita: 2013