OSTERIA FRANCESCANA

GRAN RESTAURANTE PERO NI DE COÑA EL MEJOR DEL MUNDO

Via Stella, 22 Telf: +39 059223912 Web: http://www.osteriafrancescana.it/
CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

osteria21 osteria11 osteria10 osteria9 osteria8 osteria7 osteria6 osteria5 osteria4thumb_IMG_8243_1024 thumb_IMG_8244_1024 thumb_IMG_8246_1024 thumb_IMG_8247_1024 thumb_IMG_8249_1024

 

Es el restaurante de Massimo Bottura en Módena. Se le considera el cocinero más vanguardista de Italia. Tiene tres estrellas michelín y acaba de ser nombrado este junio 2016 como el nuevo número 1 en la famosa lista Restaurant (antes ocupaba el puesto 2º).

Para llegar lo mejor es ir a Bolonia en avión y desde allí hay trenes cada media hora que tardan veinte minutos. Ojo porque en Módena no hay mucha oferta de hoteles. Uno de los que os saldrá en Booking o Trivago es el Hotel Europa: evitadlo si podéis.

El restaurante tiene doce mesas y a nosotros nos sentaron en una de las salas en las que hay tres mesas, las tres para parejas. Silencio y ambiente elegante.

Es perfecto para empezar con una botella de champú: Jean Vesselle (Brut, reserve).

Hay tiempo para ojear la carta ya que el servicio de sala sabe guardar muy bien los tiempos, sobre todo entre plato y plato, algo que no ocurre en todos los grandes restaurantes en los que es frecuente tener a un camarero en la espalda esperando a que termines el último bocado para quitarte el plato, mientras otro camarero aguarda el momento de servirte el siguiente.

Hay un detalle que le gustaría mucho a las chicas de Femen: la carta que dan a las mujeres viene sin precio.

Se puede elegir a la carta a una media de 60€ por plato o decantarse por uno de los dos menús degustación, el “sensaciones” (195€) y el “tradición en evolución” (170€) que fue por el que optamos.

Un gran restaurante es aquel que tiene platos que perduran en la memoria y se te quedan grabados y, en este menú, hay unos cuantos.

Preparaciones clásicas como la Ensalada César en Emilia o la Parte crujiente de la lasaña se intercalan con otros platos de corte moderno (soberbia la anguila) y vanguardista (excepcional el parmesano en cinco temperaturas y texturas).

Y mención especial para la carne con la que se cierra la parte salada, el spin-painted veal, not flame grilled, que además visualmente es una obra de arte.

Para una cena de casi tres horas echamos en falta algún plato más de los cinco principales del menú. También faltó su conocida tarta de limón que se anunciaba en el menú y que fue sustituida por otro postre que pasó sin pena ni gloria.

Muchos me preguntarán que si hay algo especial que le haga ser el número 2 del mundo según la lista Restaurant. Y yo les digo: una lista en la que Diverxo no está entre los diez primeros y en la que desaparece Michel Bras, es una lista que no va conmigo. Por cierto, a dicha lista la patrocinan dos marcas de agua italianas: S.Pellegrino y Acqua Panna.

Yo pagué: 280€ | Precio medio: 280€

Fecha de la visita: Septiembre 2015