ORNELLA

ITALIANO DE MODA

Calle Velázquez, 18. Telf: 911385301 Web: http://www.ornellamadrid.com/
CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Ornella es la versión italiana de “sitio mono” y “plan para chicas”.

Que un restaurante esté lleno en invierno un miércoles lluvioso es señal de que algo está haciendo bien.

Se encuentra en Velázquez, pegado a Iroco, y desde la calle destaca por su gran ventanal.

Obviamente, la decoración es fundamental en un sitio de este tipo y aquí está muy conseguida, siendo un sitio chulo.

Nada más entrar hay varias mesas alrededor de la barra. Me gustan las más pegadas al ventanal pero el resto no.

La zona que más me ha gustado es el comedor del fondo que digamos es la sala principal. Hay una planta abajo que es donde nos sentaron. No está mal.

La clientela ayer era un 70% cenas de amigas, de ahí que deba encajarlo en “plan de chicas”.

La cocina es italiana y los precios bastante moderados. Por menos de 30€ cenas perfectísimamente. Recordad que “sitio mono” va de la mano con “plan de chicas” y a su vez con “menos de 30€”.

La calidad de la comida cumple para lo que se espera de un sitio así.

No soy muy fan de la comida italiana pero obviamente hay muchos italianos mejores por Madrid como Don Lisander, Casa Marco, Luna Rossa, Mercato Ballaro, Osteria La Norma, Premiata Forneria Ballaró pero claro, ninguno de ellos es tan mono para ver y dejarse ver.

Entre mis 3 amigas y yo probamos:

Provola alla griglia (10,90€) que es queso Provola a la plancha con tomatitos y salsa pesto. Bien.

Vitello Tonnato (12,50€). Son finas lonchas de ternera completamente bañadas en una rica salsa de atún y alcaparras que es a lo único que sabe el plato.

Pedí que me recomendaran un plato de pasta y probé los Tortelloni tartufo (14,50€) que estaban buenos.

Las pizzas napolitanas, Prosciutto e Funghi (12,50€) y la Parmigiana (12,90€) me parecieron simplemente correctas.

De postre, buen suflé de chocolate (6,25€) y sin más la tarta de zanahoria (5,90€). Me quedé con ganas de probar el tiramisú.

Con dos botellas de vino blanco italiano de este que apenas tiene sabor y se bebe como agua (15€ cada botella), salimos a 115€ en total, es decir, 29€ por barba. Precio perfecto.

Entiendo perfectamente su éxito y si mis amigas me vuelven a traer aquí, no rechistaré.

Veamos entonces la puntuación. La comida ronda las 6,5 Lunas como mucho. Decoración y ambiente son 8,5 Lunas. Como ha abierto hace poco, está de moda, lo que también suma para ver y dejarse ver. Lo dejamos en 7 Lunas.

Yo pagué: 29€ | Precio medio: 25€

Fecha de la visita: Febrero 2016