NEW YORK BURGER

LAS MEJORES CARNES AHUMADAS

Calle Miguel Angel, 16 Calle Recoletos, 4. Paseo Castellana, 89. Calle General Yagüe, 5. Telf: 915937157 Web: https://newyorkburger.es
CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

NY Burger, de las mejores hamburguesas de la capital, introduce en su carta una nueva línea de carnes ahumadas que, ya advierto, son las mejores que se pueden probar en Madrid y, seguramente, en España.

Por ahora, el cuartel general de estas carnes ahumadas es el restaurante de la calle Miguel Angel 16, siendo más acogedor y mejor puesto que sus hermanos de Castellana, General Yagüe y calle Recoletos, aunque hay que reconocer que, de todas formas, el local se ve ampliamente superado por la calidad de la comida.

El artífice de todo esto es Pablo Colmenares, quien durante varios años fue chef en DiverXo.

Obviamente, DiverXo nada tiene que ver con las carnes ahumadas en las que ahora trabaja Pablo pero, no hay duda de que el restaurante de Dabiz Muñoz es uno de los mejores sitios para aprender técnicas de cocina y conocer lo que es el sacrificio y el éxito, conceptos universales para la hostelería.

Las carnes ahumadas son una religión en USA, sobre todo en zonas como Texas, Memphis, Carolina del Norte y del Sur, Kansas o Alabama.

Allí en Texas se encuentra uno de los templos de la barbacoa más mediáticos del mundo: Franklin Barbecue, donde se forman eternas colas para probar sus carnes.

Y para conocerlo de primera mano, Pablo se estuvo recorriendo esas zonas de USA a fin de aprender sus técnicas, los tipos de carne, sus hornos y las maderas que utilizan para ahumar.

Cada uno de esos detalles es fundamental para importar en condiciones este concepto a España y encima, para hacerlo como Dios manda, han contratado al mismo proveedor de carnes que el mencionado Franklin y se han traído, desde los mismísimos Estados Unidos, unos hornos ahumadores donde preparar esas carnes durante 8 y 15 horas. El resultado es, sin lugar a dudas, sobresaliente.

Con tanta hora de preparación y su elaboración,  a NY Burger ya no se le debe categorizar de ser sólo un restaurante de comida rápida.

Mi última visita fue junto a un grupo de 7 amigos y, la nota media que salió entre todos, fue de 9 Lunas.

Aunque casi todos los platos del menú (Brisket-12,50€; Costilla vaca 12,50€; Costilla cerdo 8,95€, Pulled Pork 10,90€) están incluidos individualmente en la carta del local de Miguel Angel y Recoletos, de modo que, en principio, están disponibles cada día, como realmente se vive y disfruta la auténtica experiencia americana Smoked BBQ es en el New York Burger de Miguel Angel, juntándoos un grupo de entre 5-10 amigos (lo mejor es ser más de 7 para así poder probar un poco de todo sin llenarse en exceso) y reservando expresamente un menú de carnes ahumadas con una antelación mínima de 2 días.

El precio del menú es acojonante: 32 Euros, sin bebida, y teniendo en cuenta que es un precio aproximado que puede variar algún euro abajo o arriba en función de la pieza del Brisket.

Para cómo se están poniendo las cosas en Madrid, donde no bajas de 30€ por cenar cualquier mierda, y donde tienes que pasar de los 50€ para comer decentemente, la relación precio-placer de NY Burger es espectacular.

El menú debe empezar con unas Mazorcas de maíz. Buenísimas.

Sigue con el Pulled Pork, que viene con queso y salsa barbacoa pero puedes pedirlo limpio, que a mí me gusta más. Pruébalo solo y en tacos. Brutal. De 10.

Continúa con la riquísima Costilla de cerdo con miel ahumada (recomendable), salsa bbq o bourbon.

De 10 también la Costilla de vaca angus black. Locura.

Y por último, llega el Rey del menú: BRISKET de pecho de vaca ahumado 12h con madera de nogal americano.

La pieza consta de tres partes:

Flat que es la parte más seca y magra, Point que es más jugoso, y Burnt ends, un pequeño bocado considerado la mejor parte de la vaca y que es verdadero DIOS.

Debo advertir que, debido a su preparación ahumada: (i) son piezas de carne con un sabor potente; (ii) algún trozo, dependiendo de la pieza, podría llegar a resultar algo seco; y (iii) llena bastante, por lo que no se come con la facilidad del típico solomillo o chuletón al que uno está acostumbrado.

Por tanto, el Brisket debe afrontarse con hambre y con cierta precaución de las cantidades que se van a comer, por eso cuantos más seáis mejor.

Como colofón final, la Cheesecake (que no tarta de queso) es la mejor que he comido en Madrid.

Para beber, la carta de vinos es muy corta y con referencias de vinos ligeros que son los que mejor acompañan este menú. Otra opción es ir a cervezas. Y otra opción es tomar alguno de sus refrescantes cocktails para aligerar así la grasa de las carnes.

Mi última recomendación es que este menú lo degustéis un mediodía y así tener toda la tarde para hacer la digestión.

¡A disfrutar!

Yo pagué: 40€ | Precio medio: 40€

Fecha de la visita: JUNIO 2017