MESÓN HUESO

MESÓN CORRECTO EN TRUJILLO

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

MESÓN HUESO

Se encuentra en Trujillo, un pequeño pueblecito bastante conocido y donde curiosamente abundan bastantes pijos. Está rodeado de campo por lo que las monterías por esa zona son muy frecuentes. Yo la verdad es que no he ido nunca a una y es que me dan una pereza brutal….prefiero dejárselas para los extremeños y andaluces, unos auténticos obsesionados con la caza, el campo, mi cortijo, mi finca, mi montería y su puta madre.

En Trujillo hay varios sitios recomendables para comer. El más famoso es Troya, un sitio que ya es leyenda y donde te hinchas a comer. No obstante, últimamente la calidad del sitio ha bajado mucho (nunca es que tuviera mucha calidad pero al menos antes era correcto) y ya casi Troya es un sitio solo para turistas que han oído hablar de él.

Mejor calidad puedes encontrar en las Cigueñas, si bien este no está en el centro pueblo sino más apartado. Las Cadenas sí está en la plaza y se come bien también.

Yo al final me decanté por Mesón Hueso siguiendo la recomendación de una amiga.

Llegamos a las 23:30 y estaba vacío el restaurante, incluso el pueblo estaba con una nieblilla y un frío de cojones que lo hacían hasta misterioso.

Entre 4, cenamos:

-Surtido de ibéricos (14 euros). No son los mejores embutidos que te vas a meter en boca pero están buenos.

-Migas extremeñas (6 euros). Es mejor pedirlas con huevo porque si no quedan un poco secas y pastosas.

-Alcachofas (6 euros). Esto lo pedimos porque se le encaprichó a uno de los amigos y luego el idiota ni las comió. Bastante flojas.

-Huevos con jamón ibérico (8 euros). Normalillos.

-Parrillada hueso (12 euros). Vienen varias carnes, todas de calidad simplemente correcta.

De beber pedimos primero un habla del silencio y luego un vino tinto de la casa que cuesta 4 euros la jarra y que no pude ni beberlo.

Cenar aquí sale por tanto a unos 20 euros/barba.

Me esperaba más de la calidad de la comida si bien es cierto que como llegamos tan tarde a cenar nos sacaron casi todos los platos muy rápido pues cerraba la cocina y eso pudo influir un poco. De todas formas, siendo Trujillo y sin esperarte estrellas michelín, se come bien y a buen precio.

El sitio además está muy bien para una noche de invierno pues es típico mesón de pueblo con un trato muy amable.

Si tras la cena tienes ganas de marcha, vete a La Abadía, una gran discoteca.

Yo pagué: 20€ | Precio medio: 20€

Fecha de la visita: 2012