LA TOUR D’ARGENT

LA PEOR EXPERIENCIA DE MI VIDA

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

LA TOUR D'ARGENT. 1 LA TOUR D'ARGENT. Portada

Os cuento mi experiencia en LA TOUR D’ARGENT.

Queríamos algo auténtico y nos decantamos por este restaurante, el más clásico de París.

Reservé con un mes de antelación vía mail y me confirmaron que no había problema.

Una semana antes de ir, escribí inventándome que era el cumple de mi madre y que veníamos de Madrid (esto sí que era verdad lógicamente) así que pedí que por favor nos dieran una buena mesa con vistas al Sena y Notre Dame. Me contestaron para decirme que perfecto.

No volví a saber más de ellos.

Así que llegó el sábado y a las 9 nos fuimos al restaurante.

En la entrada nos recibió un hijo puta franchute asqueroso que simplemente era el recepcionista pero que se creía el Rey de Francia. Le digo mi nombre, mira su lista y con una cara de desprecio total nos dice que ahí no hay ningún nombre apuntado.

En ese momento me cagué en toda Francia y recordé que menos mal que les ganamos en la Eurocopa.

Yo no tenía internet en el Iphone pero sí pude rescatar un mail donde ellos me confirmaban la reserva así que se lo enseñé al payaso de recepción y me dijo que esperáramos.

A los 5 minutos vuelve y nos dice (todo esto en inglés) que como no había confirmado la reserva la habían cancelado. Joder, me dieron ganas de cogerle de la solapa y romperle la espalda a semejante come almohadas.

Yo no entendía nada y debido a que vi que no había nada que hacer y que encima no es lo mismo montar un pollo en español en Madrid que en inglés a un franchute en París, decidí salir de ahí no sin antes, para desahogarme, llamarle imbécil, mascamuelas, soplapollas, bastardo e hijo de una hiena.

El trato fue vergonzoso, exactamente igual que si fuéramos unos jodidos perro flautas que pasan por ahí y preguntan para cenar. Y eso que íbamos elegantes ya que así lo requería el sitio. Increíble.

De vuelta al hotel, y ya con wifi, abrí mi mail y vi que esa misma mañana a las 12:00 me habían escrito un mail para que confirmara. Como yo a esa hora estaba paseando por París sin 3G ni wifi, no vi el mail, así que a las 15:00, me mandaron otro mail anulando.

Debo deciros que cuando llegué a las 20:00 al hotel a cambiarme para ir a cenar, tras llevar todo el día paseando por París, aunque tenía wifi, no me metí en mi mail.

Es decir, los mamones del restaurante son tan jodidamente idiotas que aun sabiendo que vengo de fuera y no tendré internet, me mandan un jodido mail para que confirme el mismo día de la cena! No me pidieron mi número de teléfono, ni el nombre del hotel ni los datos de mi tarjeta de crédito (en este tipo de restaurantes a 300 euros el cubierto, me parece comprensible que, igual que un hotel, te pidan tu tarjeta de crédito y en caso de que no aparezcas te cobren una multa). Simplemente me mandaron el mail el mismo sábado y si en esas 3 horas no les contestas, anulan la reserva. Vaya panda gilipollas.

Tras todo esto escribí un mail al gerente del restaurante poniéndole a caldo y el tío me dijo que lo sentía y que habían tomado las medidas pertinentes. Seguramente lo de las medidas lo dice por quedar bien pero me encantaría saber que al payaso de recepción lo han mandado a su puta casa en el barrio 25 de París.

 

Yo pagué: 0€ | Precio medio: 150€

Fecha de la visita: 2013