LA POULE AU POT

PRECIOSO RESTAURANTE FRANCÉS CON BUENA CALIDAD

Ebury Street 231, SW1W 8UT. Londres Tlf: 020 7730 7763. Web: http://www.pouleaupot.co.uk/
CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

IMG_3028 IMG_3027 IMG_3026POULE

Tras la cena el viernes en Hedone y cogernos luego una buena borrachera en Nam Lon Le Shaker Bar, el sábado mi amiga tenía una barbacoa con españoles en Londres así que ese era el planazo para pasar la resaca.

Yo tengo una manía que os puede parecer algo absurda: intento evitar tener que comer en casas ajenas salvo que conozca al anfitrión y me conste que es buen comedor.

Cuando alguien da una fiesta y pone comida, intento ir ya con el estómago lleno, y es que la experiencia vital me dice que en esas fiestas normalmente la comida consiste en mierda: empanadas de Supersol, tortilla de patata precocinada, embutidos de Dia, vino de 3€ la botella…A veces al anfitrión o a algún invitado le da por marcarse algún plato y yo, ante la duda, prefiero no probarlo. Es una manía de hace ya años así que no me llaméis gilipollas.

Pues bien, por culpa de esta manía y sumado a que al principio de la barbacoa, y pese al resacón, realmente no tenía hambre, no probé la comida así que tras varias horas allí bebiendo cervezas y luego gintonics con el estómago vacío, me empezó a entrar un hambre de desmayarme.

Tenía tanto hambre que me encapriché con tener que cenar algo rico. Soy bastante caprichoso, lo reconozco. Ante esa situación, y como al drogadicto que le mandan a la Cañada Real a por heroína, a mí me mandaron a un francés cerca de la casa: LA POULE AU POT.

Y como quien entra en un burriking, entramos mi querida amiga y yo en este francés elegantón y lleno hasta la bandera donde cenamos francamente bien.

El restaurante es muy bonito. Oscuro, con paredes de ladrillo como si fuera una cueva y todo como muy antiguo. Sitio muy romántico, de ahí que abundasen las parejitas. Y yo con esas pintas.

Como era tarde, en plan 22:30, nos pudieron sentar en la zona de la cristalera que da a la calle, para mí la mejor sala del restaurante.

Tras comerme el pan con mantequilla como si fuera el último alimento de la tierra, devoré un buen foie gras (16£) y unos muy ricos caracoles (11,25£) –no entiendo cómo en mi estado, al cogerlos con las pinzas, no voló algún caracol a la mesa de al lado- y una buena sopa de pescado (12,50£).

Como principal, un muy rico carré de cordero (26£).

No tomamos postre. Y de beber, medio Chablis (22£), cerveza (3,5£) y agua (3£).

Aunque éramos dos, realmente me comí casi todo yo solo.

Pagué entre dos 106£ (148€).

Pese a no estar en mis mejores condiciones para opinar y estar más hambriento que un viejo en Snobísimo a las 06:00, no hay duda de que cené bastante bien y que el sitio me pareció muy bonito, haciendo que sea un sitio recomendable.

Yo pagué: 72€ | Precio medio: 70€

Fecha de la visita: Abril 2015