LA BUENA VIDA

PARA AMANTES DEL BUEN COMER

Calle Code de Xiquena, 8 Tlf: 915313149 Web: http://www.restaurantelabuenavida.com/ 
CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Es otro de los clasicazos de Madrid, donde siempre se come francamente bien, y más si es época de caza.

En esta crítica, trataré de responder a lo que he oído que se dice de este restaurante.

Unos lo comparan con La Tasquita de Enfrente y, sin querer desmerecer en absoluto a la cocina de La Buena Vida, a mi me gusta más el primero.

Otros tantos, también, lo tachan de sitio caro, adjetivo que dependerá del significado y uso que le des a esta palabra.

Si entendemos por “caro” un precio alto, entonces sí, aquí pagas 80 Euros fácilmente, y eso ya es bastante dinero. En cambio, si por “caro” entendemos precio más alto de lo normal, entonces ya tengo mis dudas.

Lo que hay que tener claro es que aquí se paga el muy buen producto que ofrecen.

En mi última visita, que fue entre dos, con botella de vino por barba, salimos a 115 Euros por persona. Y eso es lo que pagué, también y por ejemplo, en Membibre.

Algunos lo califican de sitio triste. Ahí sí les doy la razón.

Esto se debe al carácter, un tanto reservado, del matrimonio dueño del restaurante, sumado al hecho de que, según qué día, te lo puedas encontrar vacío, y a que, además, el local es pequeño y con una decoración sobria, lo que ayuda a crear un ambiente que puede resultar frío.

Pero lo que nadie debería dudar es que aquí se come muy bien y que, algunos de sus platos, bien merecen el calificativo de “espectacular”.

En mi última comida, probamos unos brutales Sepionets con tirabeques; un rico Gazpacho con carabinero; unas riquísimas Patatas a la importancia con cococha de raya; un excelente Arroz con torcaz; y una muy buena Grouse.

Cuando tienen Becada, es uno de los mejores restaurantes de Madrid donde disfrutarla.

Otro plato imprescindible es su Raya a la mantequilla negra.

Y hay más: Calamares en su tinta; Erizo; Raor, etc.

Y de postre su Tarta de queso pasa por ser una de las mejores de Madrid.

En definitiva, este no es un sitio de postureo para foodies. Es un restaurante para los que, de verdad, quieren disfrutar de la gastronomía, aunque estén solos en el restaurante.

Muy recomendable.

Se queda en 8.5 Lunas y no 9 Lunas, que es lo que se merece su cocina, por lo antes comentado de sitio frío y algo triste ya que, en mi forma de puntuar, eso penaliza.

Cierra domingos y lunes.

Otros sitios para tomar buena caza son Treze, que resulta más barato, o Lakasa, donde el local y ambiente siempre acompañan.

Yo pagué: 115€ | Precio medio: 70€

Fecha de la visita: OCTUBRE 2015