KOY SHUNKA

CONSIDERADO DE LOS MEJORES JAPOS DE BARCELONA QUE YO NO SUPE APRECIAR

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

KOY SHUNKA. Portada KOY SHUNKA. 1

Mi única visita a este japonés fue por el 2012 y no salí nada contento y algo debí hacer mal porque es considerado de lo mejor de Barcelona y tiene una estrella.

Tengo ganas de volver.

Koy Shunka se encuentra en una callejuela nada apetecible. Una vez dentro está la enorme barra alrededor de la cocina donde ves en directo el espectáculo de los japos haciendo sushi. ¡ES AHÍ DONDE DEBES CENAR SI VAS!

Nosotros íbamos 6 así que la barra nos parecía demasiado impersonal así que nos sentamos en mesa.

Llegamos a las 22:30 y ya había mesas acabando. Y al lado había una pareja normal, nada pija ni estirada, con el carrito del niño, acabando de cenar. ¿Quién va a un sitio de 80 pavos a cenar sushi para irse a las 22:30 y encima se lleva al niño en el carrito?

Acabamos de cenar a la 1 o antes y no quedaba ni Perry en el restaurante! Estos catalanes no hacen sobremesas.

Nosotros probamos su menú degustación.

Aperitivo: pequeñas cucharadas como calamar, algas, etc. Ricas.

Caviar de riofrío: delicioso.

Mar de Galicia: esto es un plato con varios pescados: cigala cocida rica pero enana, trozo de pulpo correcto, almeja enorme cruda que estaba deliciosa.

Fideos japoneses: una puta mierda q te podrían poner en cualquier japo de barrio.

Carpaccio de toro con trufa: LO MEJOR DE LA CENA, brutal, no es carpaccio sino sashimi con trufa que estaba de muerte.

No había cigala a la piedra que tenía pinta cojonuda y en su lugar nos pusieron una puta mierda de cosas crudas como cocochas, gamba y demás que no me moló.

Gamba de Palamós: viene cruda y quieras o no, está mejor a la plancha.

Ternera wagyu: el iluso de mi me esperaba la costilla wagyu de Kabuki y en su lugar me encontré una ternera totalmente cruda que costaba horas masticar y que no tenía apenas sabor. Fatal.

Nigiris: Delicioso el de anguila. Los otros dos eran de toro y atún. No estaban muy allá la verdad.

Postre: sin más.

Todo, con vino salió a 160 euros. Caro de pelotas.

Le dejo la puntuación original, un 6, aunque cuando vuelva no me extrañaría que subiera a 8 o 9.

Tiene un hermano llamado SHUNKA que también debe ser la caña.

Yo pagué: 160€ | Precio medio: 120€

Fecha de la visita: 2012