KOBE

ASIÁTICO CORRECTO EN LAS TABLAS

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

KOBE

En Las Tablas, donde poco a poco se van abriendo más restaurantes, existe este asiático ya desde hace varios años. La verdad es que, según me cuentan amigos que viven por la zona, les va bastante bien, hecho que pude corroborar este pasado sábado pues su enorme terraza estaba llena.

Sobra decir que es un restaurante exclusivamente para vecinos del barrio. Es decir, jamás una persona que vive en Madrid y no conoce a nadie en las Tablas iría en su sano juicio hasta este barrio para cenar en Kobe.

La carta del restaurante tiene más de 100 platos y es que estos chinos no son nada tontos y con eso de ser orientales te meten en la carta comida china, japonesa,  vietnamita y tailandesa. Realmente es un coñazo leer estas cartas tan largas porque uno ya no sabe qué pedir.

Nosotros éramos 5 y pedimos:

2 Dim Sum variados (en cada uno vienen 5 dim sum al precio de 6,50 euros). A mi el dim sum es un plato que me gusta muchísimo. Dim Sum de calidad es imposible de encontrar en un chinaco de este tipo pero al menos se dejan comer. Realmente sea de carne, de gambas o de polla, todos saben igual, y más si lo mojas en la salsa de mostaza.

Maki de soft sheel crab (18,50 euros). La verdad es que estaba bueno, de calidad igual al de cualquier japo de 2ª división.

Nigiris variados (10 piezas a 18 euros). Es en los nigiris donde realmente se aprecia la calidad de los japonenes. Un maki, entre salsas e ingredientes varios, puede camuflar fácilmente su calidad. En cambio, un nigiri que es solo pescado y arroz no puede esconderse. Lógicamente, todos los nigiris eran de calidad de japonés de 3ª división, así que con bien de soja y wasabi entraban a gusto.

Tempura de langostinos y verduras (14,50 euros). Aunque la tempura me gusta es un plato que no suelo pedir pues no le veo la gracia ya que en estos sitios sea un langostino, un pimiento o una zanahoria, todo sabe al mismo fritanga.

Pato laqueado pekinés para 4 personas (48 euros). Te sirven el pato en tres tipos:

Los típicos rollitos con el crujiente del pato, que estaban buenos.

La carne de pato con verduras, que se dejaba comer.

Una sopa con el hueso y la carne que estaba realmente asquerosa.

De postre, un malísimo daifuki (la bola de arroz con nata y fresa que si está bien hecha es deliciosa) (6 euros), y unos correctos rollitos de chocolate (5,50 euros) y sorbetes de limón (5,20 euros).

Todo, con cerveza y un marqués de riscal blanco, salió a 163,50 Euros, es decir, 33 Euros por barba.

Precio correcto para todo lo que comimos.

Al final de la cena viene el chino jefe de sala y nos invita a cada uno a un gin tonic en copa de balón. Detallazo del que podían aprender los restaurantes españoles y que le hace subir directamente una estrella.

Yo pagué: 33€ | Precio medio: 25€

Fecha de la visita: 2013