EL PACHELL

UN COMEDOR 5 TENEDORES

Villa Joyosa Telf: 965890003
CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

thumb_IMG_2462_1024 thumb_IMG_2463_1024 thumb_IMG_2471_1024 thumb_IMG_2473_1024 thumb_IMG_2474_1024 thumb_IMG_2475_1024 thumb_IMG_2476_1024 thumb_IMG_2477_1024 thumb_IMG_2478_1024 thumb_IMG_2479_1024 thumb_IMG_2482_1024 thumb_IMG_2488_1024

Es uno de los sitios más míticos de la provincia de Alicante debido a que lleva años dando bastante bien de comer a precios muy moderados.

Se encuentra en la zona interior de Villa Joyosa y ocupa una nave industrial en medio de la nada.

Tras dejar el coche y dar algo de propina y palique a su desdentado aparcacoches quien, tras años en Zalacaín y Jockey aparcando el coche a los Ministros, decidió retirarse al Pachell, entrarás en lo más parecido a un comedor social que te puedes imaginar.

La verdad que impresiona la primera vez que entras. No se puede describir como cutre porque no da asco, simplemente es eso, un frío comedor enorme, sin decoración alguna. Podría estar en un hospital de los años 90 o en un Colegio Mayor en Huesca.

No reservan, así que os recomiendo ir pronto, tipo 13:30, ya que pese a ser enorme, es acojonante ver como no para de entrar gente hasta llenarse, formándose luego una larga cola, dentro del mismo restaurante, que la gente aguanta tranquilamente como si fuera la cola del INEM.

Como curiosidad, anoto que pese a prescindir de decoración alguna y contar con un servicio bastante desafortunado, es impresionante ver la gama de coches que ocupan el parking.

Dicho esto, la palabra para describir el ambiente sería “variopinto”. Te puedes encontrar desde al hortera futbolista del Hércules (equipo de Alicante), con su pechoni como esposa, como a empresarios tipo el Bigotes a un par de abueletes, o a unos de los escasos pijos de la región. Lo bonito de la situación es que, viniendo cada uno de distinta condición, a todos nos une un mantel de papel y un babero para evitar el inoportuno manchón. Como podréis imaginar con lo anterior, el dress code no importa una mierda, ahí se va a comer sin complejos.

La fórmula de tanto éxito es lo que antes he dicho, que ofrece buen producto, muy fresco, a precios ajustados por lo que es apto para quien quiere comer bien por 35€ hasta quien quiere un homenaje a 70€.  Nadie que salga de allí va a salir sintiéndose engañado.

Yo he probado una muy buena Gamba roja (120€/kg) y Cigalas (120€/kg), buena Fritura de pescado (25€) y más que correcto Arroz a banda (8€).

Todo bueno pero nada excepcional si bien es cierto que es más barato que, por ejemplo, Nou Manolin donde la gamba roja está a 190€/kg y la quisquilla a 140€/kg, pero claro, tampoco se puede comparar cenar en un sitio agradable con un buen servicio como el Nou Manolin con El Pachell donde comes en un mantel de papel y te atienden camareros sudados y descamisados.

Mención aparte merece el dueño, Juan, de quien podéis ver una foto copiándome el estilo de la camisa un poco por fuera.

Nosotros tres, con 2 de vino (Mar de Frades a 22€ y Pago Capellanes a 32€), pagamos 60€ cada uno. Se rumorea que Juan cobra lo que le sale de los cojones y es que la cuenta que dan es ilegible.

¿Merece la pena? Es un sitio digno de ver y que tiene su gracia si estás por Villa Joyosa pero poco más.

Os aconsejo que le preguntéis al aparcacoches que os sugiera un buen plan para continuar la sobremesa, no tiene desperdicio escucharle.

Yo pagué: 60€ | Precio medio: 40€

Fecha de la visita: MARZO 2016