EL MENTIDERO DE LA VILLA

PARA COMIDAS DE NEGOCIOS

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

En su momento, 2014, fue un restaurante del que se hablaba bastante bien. Hoy en día simplemente sobrevive por su excelente ubicación en plena calle Almagro, pro lo que la mayoría de su clientela es gente de negocios.

Lo que sí triunfa bastante es su salón de hamburguesas y gin tonics, que abre ininterrumpidamente todo el día. Eso sí, es muy incómodo pues comes en sillas y mesas de papá pitufo.

El restaurante cuenta con varios reservados y tiene terraza.

La comida es muy sin más. Ya sea el Wagyu, la Pularda, Solomillo, Steak Tartar…Nada está malo, obviamente, pero pasa sin pena ni gloria.

 

 

Por la zona, mil veces mejor irte a La Manduca de Azagra, Hortensio o Narciso.

Eso sí, para bodas, su catering es de lo mejor de Madrid.

Yo pagué: 80€ | Precio medio: 70€

Fecha de la visita: 2016