EL CHINO DE PLAZA DE ESPAÑA (SUBMUNDO)

AUTÉNTICO "CHINACO"

  • Plaza de España, s/n, 28005 Madrid
  • 915 48 21 03
CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Chinaco: dícese de restaurante de comida china regentado por auténticos amarillos -a veces hay más chinos regentando el lugar que mismos clientes- que después de 15 años en España no te entienden bien ni cuando les dices “rollito primavera” pero que cuándo se trata de números y de pagar saben más español que nadie, que ofrecen auténtica comida grasienta donde es imposible distinguir entre pollo, polla o ternera, comida que, por cierto, vayas al chinaco que vayas, siempre sabe igual -como si fuera un McDonald’s-, todo ello por menos de 20 euros por barba y servido en un local donde jamás querrías entrar en la cocina.

Pues bien, si en Madrid, y en España en general, hay miles de chinacos, se puede decir que una foto de este sitio aparecería en el diccionario junto al término “chinaco”.

En los bajos del parking de Plaza de España se encuentra este famoso chinaco del que todo el mundo ha oído hablar. Y éxito no le falta ya que suele llenarse (si bien es cierto que al ser tan enano se llena en seguida).

Y este éxito radica justamente en eso, en ser un auténtico chinaco.

Con eso de estar dentro de un parking, de ser cutre de cojones (además de enano, sin decoración alguna, con una tele donde echan videos de amarillos cantando un karaoke) y de ser baratísimo, a la gente le encanta.

Aunque haya cola, como lo último que vas a querer hacer ahí es una sobremesa con gintonics, la rotación es muy rápida.

La comida, si te gusta lo cerdo, está bien, pero vamos, como en cualquier otro chinaco.

Las empanadillas fritas, que vienen como 8, están correctas.

El pan chino relleno de carne y verduras es una enorme masa pastosa con un trozito de carne en el centro (lo q me recuerda a este chiste: “se abre el telón y aparece una paella enooooorme con un trozito de carne en el centro. ¿Como se llama el cantante? ¡¡Pol macarniiiiiiiiiii!!!!).

Los tallarines fritos estaban buenos, y el pollo con verduras sin más, demasiadas verduras y poco pollo.

Lógicamente este no es un sitio para pedir postre. Todo ello, con una cerveza caliente como el pis, salió, para 2, a 18 euros, es decir, 9 por barba.

Conclusión: que si estás por la zona y te apetece chinaco es una buena opción como plan divertido y original.

Una última cosa, ¿Sanidad hará inspecciones de estos sitios? ¿De verdad que este sitio pasa los controles? Porque sinceramente no me molaría nada descubrir que el pollo con verduras fuera en verdad polla con verduras.

Yo pagué: 10€ | Precio medio: 10€

Fecha de la visita: 2012