EL CAMPERO

CONSIDERADO EL MEJOR SITIO DE ATÚN DE ESPAÑA NO ME SORPRENDIÓ

   
CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

CAMPERO. 1 CAMPERO. 2 CAMPERO. 3 CAMPERO. Portada

Es considerado el mejor sitio de atún de España y la mejor época es ir a partir de mayo y verano.

Está en Barbate, un pueblo con una gran playa pero que no me pareció especialmente bonito.

Sin duda, la mayor atracción de Barbate es su restaurante el Campero, un lugar al que siendo sábado a mediodía, no paraba de llegar gente a comer, increíble.

Nosotros elegimos comer en la terraza. Es algo fea pues está sobre la acera y al lado de la carretera. Sin embargo, el restaurante de dentro es mucho más elegante y formal.

Respecto a la clientela, pues de todo, desde familias con niños corriendo por las mesas, a guiris, parejas….al Campero va todo el mundo.

La verdad es que este sitio no debe sentir la crisis ya que entre que la terraza es enorme, que los salones interiores también son grandes, que la gente también tapea en la barra, y que te dan de comer aunque llegues a las 16:30, les debe ir de maravilla, sobre todo en fines de semana y durante el verano.

Nosotros, que éramos 2, íbamos decididos a tomar el Menú Todo sobre el Atún (40 €). Sin embargo, el maître nos aconsejó no pedirlo pues decía que era mucho atún. Nosotros le dijimos que solo queríamos comer atún y que por eso queríamos el Menú pero aun así el tío nos dijo que no lo pidiéramos sino que él nos iba a hacer un menú solo de atún diferente al menú “oficial”. Esto me dejó bastante descolocado. ¿Para qué tienen en carta un Menú Todo sobre el Atún si luego realmente el maître no te lo aconseja?

El menú que nos trajeron consistió en lo siguiente:

Media ración del combinado de almadraba en aceite (10). Es un plato donde te traen varias partes del atún de almadraba: mojama semiseca, hueva seca, atún encebollado y sashimi de lomo. Es interesante ir probando estas distintas piezas, todas ricas pero ninguna fuera de serie como me esperaba.

Sashimi de ventresca (24). Vienen 12 trozos de ventresca espectaculares. El “problema” es que si por ejemplo uno ya ha estado varias veces en Kabuki y demás japoneses buenos de Madrid, pues este mismo sashimi, o incluso mejor, ya lo habrá comido en bastantes ocasiones, y por tanto no sorprende.

Pincho moruno de atún (5). Vienen 2 pinchos que son iguales que el típico pincho moruno de carne pero aquí es de atún por lo que sorprende. Me encantó.

Morrillo y ventresca de atún (21,50 cada plato). Como plato principal nos trajeron una ración de cada uno y la verdad es que la ración es bastante grande, para mí gusto demasiado. Y es que ambas piezas del atún, posiblemente las más deliciosas, son extremadamente grasas por lo que uno acaba llenándose en exceso, incluso cansándose. Están deliciosas, cocinadas a la perfección, con un toque tostado por fuera y poco hechas por dentro, y el sabor es exquisito. La pega es que con 4 o 5 bocados de cada pieza yo habría tenido suficiente y habría preferido seguir probando otros platos. Por tanto, si vais más de dos, os recomiendo pedir estos dos platos pero para compartir entre todos y así no cansarse.

De postre, una riquísima cuajada de queso con helado de pasas (6,50).

Todo esto, con un albariño Lagar de Cervera (19), salió a 111,10 euros, es decir, 55 por barba.

Hay que reconocer que el precio y calidad es excelente pues esta misma comida en Madrid costaría fácilmente 80 euros o más.

Conclusión: sin duda que merece la pena ir al Campero y yo de hecho volveré, con más gente, para probar otros platos como el tartar, tataki, tartantelo o mormo (como antes he dicho, ir 4 personas a comer es ideal pues permite probar muchos platos sin llenarse), pero no me sorprendió tanto como me esperaba.

Yo pagué: 55€ | Precio medio: 50€

Fecha de la visita: 2013