EL BUND

CHINO DE CALIDAD CON BONITA TERRAZA

Calle Arturo Baldasano 22, 28043 Madrid 911 15 18 13 http: //www.elbund.com/
CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

AVISO: CRÍTICA DEL AÑO 2014

En Madrid podemos distinguir 4 tipos de restaurantes chinos.

  • Chinos lujosos y adaptados totalmente al gusto occidental: Asia Gallery (Hotel Palace) o Tse Yang (Hotel Villamagna).
  • Chino en un local chulo pero sin el lujo de los anteriores y con una cocina más auténtica aunque sin pasarse: EL BUND.
  • Chino de calidad pero totalmente auténtico: DON LAY, ROYAL CANTONES, HOT POT y BUEN GUSTO.
  • Chinaco: “dícese de restaurante de barrio regentado por amarillos, con igual decoración estés en Móstoles o en Torrelavega, normalmente con palabras como “muralla” o “dragón” en su nombre, y por donde por 4 duros comes un rollito primavera bañado en grasa, un arroz tres delicias que sabe igual en cualquier chinaco de España, y otros platos como pollo -o polla, nunca se sabe- con almendras, cerdo -o perro, nunca se sabe- agridulce, etc. Además los camareros, aunque lleven en España 8 años, sabrán de español lo justito. Normalmente a los dueños de estos chinacos te los podrás encontrar en el Casino”.

El famoso chino Submundo en el parking de Plaza España no sabría donde encajarlo. Es más cutre que un chinaco pero precisamente por ser tan cutre, y sus bajos precios, se ha ganado una fama exagerada.

Volviendo a El BUND, este se encuentra en un chaletaco de Arturo Soria. Sorprende bastante ver el pedazo local que ocupa.

Por dentro hay varios salones, todo muy bien puesto.

El punto fuerte es su terraza que es donde yo siempre he cenado. La terraza es enorme y con varios espacios. Al estar rodeada de árboles le da un encanto especial y evita que te achicharres de calor. Tiene más encanto por la noche aunque hay zonas que pecan de demasiado oscuras por lo que no se ve bien lo que uno come.

Cuenta con mesas redondas si sois muchos.

Suele estar bastante frecuentado por propios chinos lo que es señal de que aquí sirven comida auténtica.

La carta es enorme, creo que tiene más de 100 platos. Puedes pasarte un buen rato para decidir qué coño pedir así que, al menos las primeras veces, lo mejor es que te dejes aconsejar por el maitre.

En mis visitas, y por si os puede ayudar a decidir, he comido lo siguiente:

Tapita de sepia (6,80€). Plato de tiras de sepia con una salsa muy rica.

Una de las supuestas especialidades de aquí son los dim sum. La verdad es que no me parecen gran cosa. El mejor es el de carne, llamado shaomei cantones (1,50 €). Sin más el dim sum de gamba, llamado, creo, shaomei shanghaines (2€). Y no me gusta el dim sum de verdura (2€).

Berenjena sichuanesa (5,50€). Otro plato de entrante que está muy bueno gracias a la salsa que baña la tierna berenjena.

Costillas al estilo Shan (6,80 €). Realmente este plato son huesitos con un poco de carne y bañados en una deliciosa salsa. Con el cuchillo es imposible sacar la carne por lo que, si hay confianza, es mejor meterte cada hueso en la boca, sacarle todo su sabor, y luego echar el hueso.

Rollito de marisco (7,50 €). Un entrante bastante insípido. Prescindible.

Ternera a la piedra (14,50€). Viene servida en un cuenco con piedras hirviendo por lo que, si es de noche, tened mucho cuidado con no comeros una de esas piedras porque podríais palmar directamente. Plato muy recomendable.

Pasta cortada a mano (9,80€). Buenísimo. Hay que pedirlo.

Muslo de pollo (9,80€). Es pollo frito picante. Otro plato muy bueno.

Arroz frito cantonés (7,50€). Muy correcto.

Vieiras en salsa XO (22,80€). Bueno.

Pato a la pekinesa (22€). Mi pato pekinés favorito es el de Tse Yang o Asia Gallery pero este está bueno.

Gambas a Shanghainesa (17,10 €). Plato sumamente peligroso de comer debido al alto riesgo de pringarte de salsa. O te pones babero y comes las gambas con la mano chupando la cabeza  o como intentes ser modosito y comerlas con tenedor y cuchillo la vas a liar petarda. Rico.

De postre, recomendable el foundant de chocolate y el helado de sésamo o mango. Sin más la tartaleta de batata (5,80 €).

Con vino, el precio medio aquí ronda los 30-35 €.

A mí la verdad que por su agradable terraza es un chino que me gusta frecuentar. El tema es acertar pidiendo porque, como es lógico cuando tienes una carta tan amplia, entre los 100 platos que puedes elegir hay bastante mediocridad.

Yo pagué: 35€ | Precio medio: 30€

Fecha de la visita: 2014