EL ALMIREZ

COCINA TRADICIONAL CON BUEN PRODUCTO EN UN COMEDOR BURGUÉS

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

EL ALMIREZ es un restaurante que parece de esos de toda la vida aunque realmente “solo” lleva abierto desde 1998. Decoración clásica, burguesa, clientela pija del barrio Salamanca (es un sitio para padres), camareras de toda la vida y cocina tradicional basada en un buen producto.

Hay que ir con la oferta del 30% del Club Kviar, una oferta que desde luego merece la pena aprovechar pues nos ahorramos 75 euros en la cena.

Hay dos comedores, uno nada más entrar y otro arriba, más aislado. Yo he cenado en el comedor de la entrada, en una mesa de la esquina, debajo de la ventana, francamente acogedor.

Entre 6 que éramos, tras una chistorra aperitivo de la casa (que luego bien que te cobran) tomamos lo siguiente:

6 croquetas de ternera y jamón (14,80). Grandes de tamaño y, sin ser espectaculares, bastante buenas.

Alcachofas (21). Vienen sencillas, a pelo, con un chorrito de aceite. Muy ricas y es que este sitio destaca por tener muy buenas verduras.

Ensaladilla rusa (8). Deliciosa, digna competidora de las mejores de Madrid (Casa Rafa, Puerta 57….etc).

Ya de segundo, tomamos:

Mollejas de cordero (22,80). Error de plato. La ración es enorme y me tenían que haber avisado. Este es un plato perfecto de entrante para compartir pero no para tomar uno solo. Acabé que me salían mollejas por las orejas. Eso sí, riquísimas.

Bacalao al pilpil (22,80). Era una recomendación fuera de carta y estaba muy bueno, con un pil pil bien gordito.

Capón (21). Estaba bueno pero la ración era demasiado grande.

Callos (19,50). Muy ricos aunque vienen bastante suaves (a mí me gustan más fuertes).

Rape con langostinos (23,80). Buena pieza de pescado sin ser nada del otro mundo (recuerdo por ejemplo que el rape de Sacha me gustó mucho más).

De postre (5 euros cada uno), correcta tarta de queso y tarta de chocolate.

Como colofón a la cena, una copa de ginebra Larrys en vaso XXL.

Todo esto, entre 6, con 2 botellas de Rioja de la casa (16,80 cada una) y una botella de Verdejo Menganito (15) [estos dos vinos son los únicos a los que aplica el descuento], salió a 249 euros, que con el descuento del 30% del KVIAR, acabó en 191 euros. Es decir, 32 euros por barba. Perfecto.

La verdad es que se cena bien, sin ser una maravilla, el sitio es muy acogedor, el trato es amable y con oferta está bien de precio.

Yo pagué: 32€ | Precio medio: 30€

Fecha de la visita: 2013