CANTON 8

EL 2 ESTRELLAS MICHELIN MÁS BARATO DEL MUNDO

457 Jumen Road
CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Soy tan tonto que, pese a saber que Michelin es una farsa, me deje seducir por el reclamo del “2 estrellas más barato del mundo” y fui a Canton 8 con unas ganas locas.

En Asia, Michelin regala las estrellas pero no es tan generoso (o eso pensaba) para otorgar 2 o 3. Por eso, imaginé que si este sitio tenía 2 estrellas tendría que ser la verga. No aprendo, joder.

Tras enseñarle al taxista cinco veces la dirección en chino, llegamos al restaurante.

Canton 8 ocupa un local nuevo y moderno, nada auténtico, donde en la entrada nos encontramos a varios chinos esperando y nadie atendiendo, como si fuera un Lateral.

La reserva la hice con un mes de antelación y para reservar, debido a la imposibilidad de contactar con ellos por no coger el teléfono y no tener web, conseguí que un colega de un colega que vive allí me diera su mail de contacto: joanne@vastrich.com.

Por fin nos atendió un camarero, a quien debido a su nivel de inglés, digno del frutero de Calahorra, le costó horrores encontrar la reserva y es que hubo momentos que me vi fuera. Por eso, os recomiendo ser absolutamente puntuales (id con tiempo ya que, aunque vayáis en taxi, seguramente no os deje en la misma puerta, por lo que os puede costar algo encontrarlo) y llevad en el móvil el mail de confirmación de Canton 8.

Como decía, el local es amplio, con grandes ventanales a la calle, con decoración moderna-china y en tonos blancos y negros. Nada especial.

El ambiente es muy joven y totalmente local, ni un extranjero. Muy tipo Lateral de Madrid.

La carta, como en todos los restaurantes, se dividía en aperitivos, carnes, pescados, mariscos, arroces y noodles.

Platos con precios entre los 8 a 30 Euros. Y opción de Menú Degustación a 68€.

Como no me seducían los platos del Menú, optamos por probar varios platos de cada sección de la carta.

Para intentar acertar, le pedimos al camarero, que chapurreaba inglés, si nos podía recomendar qué pedir. Bueno, fue como si le hubiésemos preguntado la fórmula molecular del cloruro de sodio. Entró en colapso total. Al final, con gestos como cuando hablas con un chimpancé, conseguimos entendernos.

Ricos el Cerdo a la barbacoa y el Cerdo con piña; sin más el Estómago; correctos los Dumplings de cerdo y cangrejo pero que si te los ponen en Nakeima dirías que qué flojos; correcto también el Brisket de ternera; muy floja la Pata de Langosta sobre huevo blanco; e insípidos los Noodles de pato.

Al final, lo más rico es el cerdo y ternera gracias a las salsas que les meten.

De todas formas, os digo, con la mano en el corazón, que todos esos platos los puedes tomar en cualquier chinaco medio decente de España.

Si esto tiene 2 estrellas Michelin, entonces el chino El Bund de Madrid, tendría que tenerlas también.

Para beber, como siempre, carta de vinos más corta que la del Vips con precios que parten de los 60€. Ya sé que no debería haber bebido vino pero joder, no concibo cenar sin vino, así que tomé un Pinot Noir de Nueva Zelanda a 65€, una botella que aquí cuesta 30€.

La cena salió por 120€ entre dos, así que, sin vino, habrían sido 30€ por barba. Sin duda que debe ser el 2 estrellas Michelin más barato del mundo, hasta que próximamente se las den a Lateral y le supere.

Le doy 6 Lunas porque al menos es barato.

Yo pagué: 60€ | Precio medio: 40€

Fecha de la visita: ABRIL 2017