BREL

COCINA DE AUTOR EN UNA PIZZERÍA

Calle San Vicente, 91. Campello. Telf: 965630701 Web: http://www.restaurantebrel.com/
CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

 

Se encuentra en la zona de Campello, a unos 20€ en taxi desde Alicante.

El restaurante es una pizzería de toda la vida que, ahora y manteniendo esa cocina italiana, ha incorporado a su oferta un menú degustación de cocina de autor.

Yo les conocí a través del Madrid Fusión 2017, certamen gastronómico en el que participé como jurado y en el que Brel fue candidato para el premio de cocinero revelación que, finalmente, fue merecidamente otorgado a Jesús Moral (Taberna de Miguel, Bailén).

El resultado es curioso, pues mientras te están trayendo su versión moderna del cocido de monte con conejo, a la familia de la mesa de al lado les están trayendo una pizza 4 quesos y unos macarrones para el crío.

El restaurante es grande y bien decorado, estilo moderno. No tanto la terraza, donde nosotros cenamos, que es más batallera. Al menos la terraza está al lado de la playa, por lo que si te dan una mesa pegada al paseo marítimo estarás a gusto, aunque te vean comer los paseantes.

No he probado sus pizzas pero, viendo las mesas y los pedidos (se pueden encargar para llevar), parecen tener bastante éxito, aunque también lo peta un 100 Montaditos y ya ves tú.

Nosotros tomamos su Menú Degustación que cuesta 40€ sin trampa ni cartón. Es decir, sin extras de servicio ni IVA aparte.

El menú empieza con un buen Taco vegetal.

Sigue con una rica Ventresca en salazón.

Bueno también el Foie cremoso, aunque llena bastante.

Sin más el Pad thai donde los tallarines son tiras de calamar. Más visto que el humo en los platos. El plato cansa por lo que convendría bajar la cantidad.

Bueno el Tortellini Reggiano.

Y sin más su Cocido de monte con conejo.

De postre, correcto el Heleado de vino con mousse de queso.

Para beber, carta más corta que Tamara Falcó con un chablis a 26€.

Por la zona, su competidor más directo sería Rufete&Baeza el cual me gustó más.

Mi conclusión es que Brel tiene una relación precio-placer bastante justa, por lo que me parece una buena opción para los que tienen casa por la zona, pero no merece la pena pagarse un taxi desde Alicante para cenar aquí.

No obstante, la progresión del chef es impredecible por lo que, si no se duerme en los laureles, no descartemos que obtenga más Lunas en el futuro.

Yo pagué: 65€ | Precio medio: 50€

Fecha de la visita: JUNIO 2017