BEKER 6

SITIO CHULO CON ESPECIALIDAD EN CAZA

Calle Hermanos Bécquer, 6. Tlf: 911734397 Web: http://beker6.com/
CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Es un nuevo restaurante abierto donde el antiguo Laray, en Hermanos Bécquer, al lado del José Luis y de Déjate Besar.

Tras leer en internet varios artículos imaginaba un nuevo sitio de moda al estilo Caray o Ten con Ten pero en poco o nada se parece a ellos.

Para empezar porque no está concebido como sitio para ir de copas. Vale que a la entrada hay una barra para tomar algo pero esta zona es muy pequeña así que solo sirve para plan tranqui. Nada que ver con la amplia zona de barra de los restaurantes de moda.

Para continuar, la comida está un escalón por encima de Caray y dos de Ten con Ten, con elaboraciones más serias y elaboradas.

Y para finalizar porque el ambiente es tranquilo, algo pureta, serio y elegante.

Por tanto se puede decir que Beker 6 es un restaurante con todas las de la ley que, eso sí, está decorado bastante chulo, en tonos azules y con cuadros cuya temática es la Costa Azul francesa. Muy agradable.

El servicio me pareció algo desastroso. Varios camareros extranjeros que apenas sabían español. Recuerdo que a uno le pedí una copa de un Xérez de aperitivo y como pasaba el tiempo y no me la traía le dije que qué coño pasaba y me cuenta que es que el que le pedí no lo tenían. ¿Y pensaba entonces no traerme nunca la copa y no avisarme de ello en plan “te jodes”? Un poco surrealista.

Al pedir el vino también dimos justo con varias botellas que no tenían.

En definitiva, el servicio estaba más perdido que un hijo puta el día del padre.

Respecto a la comida, son todo platos clásicos, con predominio de la caza, y con algún toque armenio y asiático.

Muchos de los platos se pueden pedir en medias raciones.

Entre 5 probamos:

Steak tartar (27€). Te lo dan a probar antes. Muy rico. Una sorpresa.

Croquetas de jamón y trufa (9,5€). Son enanas pero con buen sabor. Un simple aperitivo para compartir.

Chuletitas de corzo (21€). Antes decía que la caza es su especialidad y este plato lo demuestra. Muy ricas.

Riñoncitos de lechal con arroz pilaf (20€). Mucho de los platos se acompañan de arroz que está bien pero no aporta mucho. Muy buenos.

Codorniz en camisa de barro (19€). Plato sumamente curioso. Vienen dos codornices completamente cubiertas con un barro que debes romper con un martillo. Muy recomendable si tienes estrés y quieres imaginar que la codorniz es la cabeza de tu jefe. Pondrás la mesa un poco perdida de trozitos de barro. Disfruta del olor. Una vez amartillado, se llevan el plato, acaban de quitar el barro y ala, a zampar. El barro les da un toque a tierra que se nota y me gustó. Muy recomendable.

Hamburguesa bañada en cerveza negra (16€). Yo no soy de pedir hamburguesas en restaurantes pero joder, estaba cojonudísima. Obligatorio.

Curry rojo de pescado blanco y almejas con arroz jazmín (20€). Buen curry pero me quedo con los platos de carne.

Para los postres salimos a la terracilla que tienen fuera, bastante agradable y resguardada, no como la de José Luis donde un día un coche se va a llevar por delante media terraza y vamos a tener un disgusto.

De postre, suelen tener ricas tartas como una deliciosa de toffee, otra de queso y una de manzana, todas a 7€.

Para beber, un Predicador 2010 a 27€ y un champú Laurent Perrier a 40€. Gintonics a 10€.

La cuenta ascendió a 255€, 50€ por barba. Nada caro. Muy buena RCP.

En resumen, un restaurante chulo, muy agradable, con ambiente algo pijo y mayor pero sobre todo con una cocina rica y a buen precio. Muy recomendable.

Yo pagué: 50€ | Precio medio: 50€

Fecha de la visita: Marzo 2015