Bebek Bengil

UN CLÁSICO DE UBUD PARA COMER PATO FRITO

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Este restaurante es obligatorio en Ubud. Su especialidad es el pato frito (dirty dick). La verdad es que el pato viene frito refrito, pudiéndose comer hasta los huesillos. Está realmente bueno. Este pato se come con las manos sin complejo a mancharse.

Respecto al restaurante, me lo esperaba más cutre. La verdad es que es un restaurante bastante agradable. Yo recomiendo cenar en las “mini casas”.

Aquí también sirven, avisando con un día de antelación, el smoked duck y el cerdo Babi Guling.

Yo estuve a punto de repetir otra cena en este restaurante para probar el Babi Guling pero al final no me cuadró y me quedé con las ganas.

Con un pato cada uno, postre de tarta de queso con helado y varias cervezas, cenar aquí nos salió a unos 30€, 15 por persona.

Yo pagué: 15 euros€ | Precio medio:

Fecha de la visita: