ÁLBORA

PRODUCTO Y TÉCNICA CON MERECIDA ESTRELLA

Calle Jorge Juan 33. 917 81 61 97 http://www.restaurantealbora.com/
CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

En noviembre 2014 Álbora se alzó con su primera estrella michelín y este pasado febrero 2015 fue considerado por Metrópoli (El Mundo) como restaurante del año.

Es sin duda uno de los restaurantes del momento y por tanto tocaba visitarlo ya que mi última visita databa de 2013, cuando su cocina aún estaba en progresión y no se había consolidado.

Uno de los problemas de estar soltero es que cuesta mucho encontrar compañeros de comida. El 95% de mis amigos están casados o ennoviados lo cual es sinónimo de que cueste más quedar con ellos que escapar de Alcatraz y es que parece que algunos viven encarcelados por sus parientas.

Solteros o casados, también es difícil encontrar a alguien que esté dispuesto a pagar 100€ de cena con cierta asiduidad.

Otra opción es invitar a un ligue pero puedes malacostumbrar o parecer un pagafantas (cuando realmente no invitas por impresionar) y encima es muy difícil encontrar a una niña que coma mucho y lo sepa disfrutar.

Por eso tengo que hacer malabares para poder probar restaurantes.

En esta ocasión mis compañeros de cena fueron 2 amigos solteros que querían probar conmigo “alguno de esos grandes restaurantes que tanto visitas”, como ellos me dijeron.

Álbora se encuentra en Jorge Juan y ocupa un local de dos plantas. La de abajo es zona de tapeo, muy recomendable.

Aquí debes probar su famosa trilogía de Jamón Joselito de los años 09,10 y 11 (30€).

Muy ricas también sus croquetas de jamón (6,50€ / 4 croquetas) su ensalada de calamares picantes (6,82€), el canelón de morcilla (5€) o su potito de huevo y habitas (5,91€).

En esta planta también puedes tomar el menú del día que por 20€ está genial.

Y en la planta de arriba se encuentra el restaurante. La mejor zona es la que hay juntos a los ventanales que dan a la calle, siendo las mesas más solicitadas las que están pegadas a la ventana. La otra zona, al fondo de la planta, no me gusta.

Ambiente serio.

La cocina de Álbora es una cocina tradicional –autodenominada por ellos de producto y técnica- pero con un pequeño toque moderno que tan de moda está y que es casi imprescindible para conseguir una estrella (véase excepciones como Elkano o Etxebarri).

Puedes elegir de carta u optar por uno de sus dos menú degustación: el corto a 54€ o el largo a 74€. Siempre largo.

El menú empieza con una infusión de leche de oveja y vegetales con caldo de trufa negra. Tiene textura de cuajada pero el sabor de la mezcla funciona bien.

Sardina ahumada, ajo blanco de coco y souflé de remolacha y jengibre. Excelente. Últimamente muchos restaurantes incorporan a su carta platos con lomo de sardina como uno que recuerdo de Alabaster que es brutal.

Panes crujientes de manitas de cordero y morcilla con fondo de alubia de Guernica. Fue el plato que más gustó a mis amigos. Rico.

Tallarines de calamar con caldo de chipirón. Potencia de sabor. Otro platazo.

Hígado de rape, navaja, algas y regaliz. Sin más.

Callos de bacalao a la Vizcaína. Trampantojo ya que parece un guiso de callos normales. Muy bueno aunque viendo lo bien que cocinan aquí, hubiese preferido unos callos de toda la vida.

Como plato extra nos invitaron a unas kokotxas al pil pil. Excelentes.

Tronco de rape lacado en salsa de tinta negra, hinojo y rabo encurtido. Delicioso gracias a ese toque de la salsa casi caramelizada.

Molleja de ternera. Una de las especialidades de Álbora es la casquería y tanto este plato como el extra que pedimos de manitas de cerdo deshuesadas y rellenas de cebolleta trufada me fliparon.

De postre, dos normalitos, como los cubos de violeta, crema helada de anises y granizado de enebro y el postre de pistacho-café.

No sé por qué no incluyen en el menú una torrija que he probado varias veces aquí y que me parece riquísima.

Para beber, un Toro Pintia 2008 (40€), un Borgoña blanco Le Moine (45€) y 3 copa de Sauternes para el postre (5€).

Precio final, 358,20€ lo que supuso 120€ por barba.

No hay duda que Álbora se merece su estrella y que la calidad de la comida es de gran nivel con platos tradicionales y perfectamente ejecutados.

Aquí no hay fusiones ni sorpresas lo que tiene su lado bueno y malo, según quien lo mire. Ya sabéis que yo soy un apasionado de la fusión, el paripé, la sorpresa y menús de muchas horas, y es por ese motivo por lo que dejo en 8 Lunas la puntuación aunque si le diera 9 no creo que nadie lo discutiera.

Yo pagué: 120€ | Precio medio: 100€

Fecha de la visita: Febrero 2015